Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a universitario por robarle el teléfono celularCaen presuntos secuestradores en ChinamecaMuere marero al enfrentarse con policíasTres dobles homicidios en Cabañas, La Paz y Cuscatlán

Hecho se produjo en un bus de la ruta 30, cuyo conductor lo llevó al hospital El incidente fue en colonia Amatepec, en Soyapango. Cinco delincuentes escaparon Dos hombres fueron asesinados en Zacatecoluca, uno era padre de un pandillero

Se presume que los capturados se dedicaban también a extorsionar en la zona urbana de Chinameca . FOTO EDH / Lucinda QuintanillaAutoridades procesan la escena del tiroteo donde murió un pandillero en la colonia Amatepec. Foto EDHAllegados de Crisanto

Se presume que los capturados se dedicaban también a extorsionar en la zona urbana de Chinameca . FOTO EDH / Lucinda QuintanillaAutoridades procesan la escena del tiroteo donde...

Se presume que los capturados se dedicaban también a extorsionar en la zona urbana de Chinameca . FOTO EDH / Lucinda QuintanillaAutoridades procesan la escena del tiroteo donde murió un pandillero en la colonia Amatepec. Foto EDHAllegados de Crisanto Buenaventura se mostraron sorprendidos por la for

José Mauricio Pocasangre Campos,estudiante universitario de 25 años, murió la noche del martes pasado, luego de ser atacado con arma blanca dentro de un autobús de la ruta 30.

El incidente se registró mientras Pocasangre Campos, quien estudiaba en una universidad privada, viajaba en el autobús. Aparentemente, dos individuos le quisieron robar su teléfono celular, pero él se negó a entregárselos.

Uno de los delincuentes le asestó varias heridas con arma blanca, pero Pocasangre Campos pudo hablar al sistema de emergencias 911 para avisar que había sido apuñalado por dos individuos a quienes no conocía.

El conductor del autobús, al ver que el joven estaba lesionado, siguió su marcha hasta llevarlo al hospital Rosales.

Sin embargo, cuando los médicos del hospital lo revisaron, se dieron cuenta de que el universitario ya había muerto.

Otras fuentes policiales explicaron que el joven ya había bajado del autobús y caminaba en las cercanías de la Universidad de El Salvador cuando dos asaltantes lo interceptaron y le quisieron robar el celular, pero Pocasangre se opuso.

Sin embargo, la víctima logró llamar a la Policía para avisar que había sido lesionado, pero cuando llegó la ambulancia, él ya había muerto.Cuatro hombres del municipio de Chinameca fueron capturados la madrugada de ayer, acusados de secuestro y extorsión. Los detenidos son todos miembros de una misma familia y según las investigaciones policiales, operaban desde hace un año.

Los sujetos fueron identificados como Mario Q. de 27 años, Enoc Q. de 24, Manuel Q. de 28 y Alexis Q. de 19, además, acusaron por un nuevo delito a Manuel Q , convicto en el Centro Penal de Jucuapa.

Según la Policía, los acusados habrían secuestrado y mantenido en cautiverio a una persona durante ocho días, en los que exigían una suma de dinero que no fue revelada.

"El secuestro se realizó en diciembre del año pasado, pero después de conocer que las autoridades los buscaban, los presuntos secuestradores decidieron huir de la zona donde mantenían a la persona secuestrada y liberarla", explicó el oficial de servicio.

Después de la liberación, se continuó la investigación y fue ayer, cuando lograron la captura. A los sujetos les decomisaron uniformes militares, indumentaria negra similar a la de la Policía, una escopeta calibre 12 milímetros, municiones y seis celulares.Un grupo de investigadores policiales, que ayer indagaba unos casos de hurto y robo de vehículos, se enfrentó a balazos con varios pandilleros de la 18, en la avenida Los Abetos, en la colonia Amatepec, de Soyapango.

En el intercambio de disparos, pereció Kevin Javier Portillo García, de unos 25 años, quien según la Policía, era un pandillero que tenía un amplio historial delictivo y ya había estado en prisión.

Las autoridades relataron que los policías viajaban en un carro particular y en el pasaje 5, de la referida avenida, estaban reunidos cerca de seis mareros, quienes iniciaron los disparos.

Los agentes se defendieron y abrieron fuego contra los atacantes cuando intentaban escapar; Portillo fue alcanzado por las balas y murió en el lugar. Los demás no fueron capturados.

Cerca de la cadáver quedó el arma calibre 9 milímetros con la que disparó contra los investigadores. Además, le encontraron un cargador y municiones.

El incidente ocurrió al mediodía, cerca de una escuela, por lo que varios estudiantes del turno de la mañana estaban saliendo del plantel cuando fue la balacera y los del turno vespertino empezaban a llegar. Algunos de ellos observaron desde un muro de la institución, la inspección que hicieron las autoridades en la escena.

Los estudiantes expresaban que a raíz del enfrentamiento, se habían suspendido las clases.Al menos catorce asesinatos se registraban hasta anoche en el país. Entre ellos, tres dobles homicidios que convirtieron la jornada en un miércoles violento.

En el primero de los hechos, sujetos con armas calibre 9mm y 38mm, asesinaron, ayer por la tarde, a madre e hijo, en una vivienda de la colonia Las Piletas, cantón Los Palones, en Colón, La Libertad.

Las víctimas fueron identificadas como Marco Tulio R.R. de 17 años y Ana Gloria Ruiz Zelada, de 46, reveló la Policía.

De acuerdo con las autoridades, el menor era un supuesto pandillero de la mara 18 al igual que su hermano, quien guarda prisión.

Según la Policía, una de las hipótesis de este doble asesinato es la purga que hay entre la pandilla 18.

En el lugar de la escena se manejó, también, que este hecho pudo ser cometido en venganza porque el hermano que está en prisión, es testigo con beneficio penal o criteriado y que en su calidad, los ha delatado.

Al final de la tarde, se produjeron otros dos dobles homicidios, uno de ellos, en el caserío San Miguelito, cantón Tecoluco, San Pedro Perulapán.

Las víctimas fueron identificadas como José Ainés Benítez Girón, de 42 años, y Guillermo Sánchez de 50. Los dos eran agricultores y fueron ultimados a balazos, supuestamente, por irrespetar un toque de queda dictado por la pandilla MS en la zona.

El otro doble homicidio ocurrió en la colonia La Palma 1, en Ilobasco.

La Policía acordonó la escena y al cierre de esta nota , no se había revelado los nombres de las víctimas.

Ultiman al padre de un pandillero

En otro hecho, unos cinco hombres armados llegaron de madrugada a la casa de Crisanto Buenaventura Aguiñada, de 46 años, a quien obligaron a salir al patio para asestarle varios disparos.

La víctima, según la Policía, era padre de un supuesto pandillero de la 18, quien está preso desde hace un mes. El homicidio fue cometido ayer a las 4:45 de la mañana, en el cantón El Copinol, en Zacatecoluca, La Paz.

Personas allegadas a la investigación, sostuvieron que Buenaventura deja a tres niños en la orfandad. La Policía aseguró que este no es el primer incidente violento que se registra en la localidad en los últimos días.

El jueves pasado, la Policía fue alertada de que varios pandilleros andaban golpeando a jóvenes que habitan en los cantones El Copinol y Buena Vista, a quienes acosan para que entren a la pandilla.

Por otro lado, ayer en la hacienda Tihuilocoyo, del cantón Guaruma, en Santiago Nonualco, fue ultimado José Manuel Melgar, de 26 años.

Las autoridades presumen que en el atentado, también, están involucradas las pandillas.

En Citalá, Chalatenango, la Fiscalía y el personal forense reconocieron el cadáver de José María López, quien presentaba varios impactos de bala.

López era cambista de monedas en la frontera. Se presume que ahí lo asesinaron.

Además, un supuesto marero fue asesinado en el kilómetro 48 de la Troncal del Norte, en cantón El Coyolito, de Jujutla, en Chalatenango.

En otro caso, Francisco Chávez Quinteros, de 38 años, miembro de la mara Salvatrucha, murió ayer y un cómplice resultó herido, al enfrentarse a balazos con un hombre en Puerto Parada, Usulután.

Preliminarmente, se sabe que Chávez, junto a otro sujeto, atacaron a balazos a un hombre y este les disparó para defenderse.

También, Diego Bladimir Bermúdez, de 18 años, fue asesinado en Puerto El Triunfo, Usulután.

El homicidio fue frente al Centro Escolar de Puerto El Triunfo, se presume que hubo intercambio de disparos entre la víctima y sus atacantes, de 17 y 22 años, quienes resultaron lesionados.Los homicidas viajaban en una moto que quedó abandonada en la escena, junto al arma de fuego.

En el kilómetro 155 de la carretera al municipio de Chirilagua, San Miguel, fue encontrada una osamenta que, aparentemente, es de un hombre.

Los forenses determinaron que la víctima tenía entre 15 y 30 días de haber muerto.

También se reportó la muerte de un hombre en Cuscatancingo, San Salvador.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación