Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a una mujer frente a sus hijos de uno y ocho años

Asesinato fue en el cantón E Chaparral, en Colón, La Libertad.

Matan a mujer frente a sus hijos

Ajeno a lo que pasaba en su casa, el bebé de Rosa Ruano pasa frente a la escena en brazos de una pariente. | Foto por Jaime Anaya


Mientras las autoridades procesaban ayer, a las 11:00 a.m., el lugar donde fue asesinada una joven en el cantón El Chaparral, de Colón, La Libertad, su bebé -de un año-  lloraba sin cesar en una vivienda cercana.

Todos los esfuerzos que hacía un grupo de vecinas para consolarlo eran en vano.

Al otro extremo de la escena, algunos parientes de Rosa Miriam Ruano, de 23 años (la madre del niño) relataban que él tenía hambre, pero había rechazado los alimentos que le habían ofrecido, pues  estaba acostumbrado a que ella lo amamantara.

Horas antes, cuando Ruano estaba en la cama con el bebé y su hija, de 8 años, tres hombres irrumpieron en la sencilla vivienda para matarla.

Los delincuentes, según fuentes policiales,  le ordenaron a Rosa Miriam que le entregara el niño a su hija,  pero la mujer se negó varias veces.

Las autoridades presumen que la víctima no quería separarse de sus hijos, creyendo que si estaba con ellos los delincuentes no se atreverían a hacerle daño.

Sin embargo, eso no detuvo a los asesinos, pues uno de ellos le arrebató al bebé para entregárselo a la niña. Después le asestaron varios disparos a Rosa Miriam y la degollaron con un corvo, según las fuentes.

Antes de marcharse, los homicidas le ordenaron a la niña que se fuera con su hermano hacia la casa de sus vecinos.


Una pariente de la familia dijo que se enteró del hecho porque la hija de Rosa Miriam salía todas las mañanas a comprar el pan para el desayuno, pero ayer no lo hizo.

La mujer se dirigió a la casa de la víctima pero cuando llegó, la Policía ya estaba ahí.

Ni las autoridades ni los parientes de la joven madre puedieron establecer cuál pudo ser la razón por la que la asesinaron con saña, sin importar que los niños presenciaran el hecho.


Los allegados de la víctima dijeron que Ruano era oriunda del cantón y era muy conocida.


Antes de acompañarse trabajó en un negocio situado en la zona, pero cuando nació el bebé, decidió dedicarse por completo a cuidar a los niños.

La mujer era quien más tiempo pasaba con ellos, porque su esposo se ausentaba hasta una semana porque trabajaba en otro departamento.


De acuerdo con los dolientes, la joven no había recibido amenazas de muerte ni tenía vínculos con delincuentes.


Aunque la zona donde fue cometido el ataque aparenta ser tranquila, fuentes policiales informaron que es asediada por una pandilla y no descartaron que los homicidas pertenezcan a estos grupos.


Asesinan a trabajadora
Inés Guevara, de 19 años, se ganaba la vida lavando carros en un negocio situado en la avenida Bernal, de Mejicanos.

Ayer por la tarde, un hombre pasó frente al establecimiento y sacó un revólver de un maletín y la mató.

La Policía  no reveló cuál pudo ser el móvil del hecho.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación