Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a tres reclusos en centro penal de Izalco

PNC sospecha que son purgas internas de pandillas

Los familiares de los reos preguntaban ansiosos para obtener información de sus familiares.

Varias personas se acercaron al presidio para preguntar si sus parientes estaban entre  los muertos. | Foto por Marlon Hernández

Los familiares de los reos preguntaban ansiosos para obtener información de sus familiares.

Un grupo de reclusos asesinó ayer a tres pandilleros e hirió  a otro en el centro penal de Izalco, Sonsonate, confirmó la Dirección General de Centros Penales (DGCP).

La versión oficial señala que los asesinatos se registraron en horas del mediodía en el sector 2 del referido reclusorio.

Las víctimas fueron identificadas por la Fiscalía como: Efraín Elías Ramos Ayala, de 24 años; José Alexis Gutiérrez Torres, de 22; y Walter Antonio Carrillo Alfaro, de 40.

En la misma trifulca que resultó lesionado otro reo, de nombre, Jeremías Sánchez Cortez. Aseguraron que las heridas que tenían las víctimas fueron causadas con armas blancas.

A raíz de lo ocurrido fue necesaria la intervención, no solamente de los custodios, si no de la Unidad del Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, explicó que los reos fueron asesinados con punzones y que, supuestamente, uno de ellos era cabecilla de pandillas.

Aseguró que se dieron cuenta  del ataque contra las víctimas porque observaron a algunos reclusos que se habían quitado las camisas y luego se cubrieron el rostro.

Hernández confirmó que por lo sucedido decidieron suspender las visitas de los familiares por cinco días.

“Estado de emergencia de cinco días implica no visitas de familiares y encierro de los reos”, dijo Hernández,  mientras participaba de un evento  del Ministerio de Justicia y Seguridad.

Las autoridades tampoco descartan de que los asesinatos de los tres pandilleros sean producto de una purga interna entre integrantes de la misma pandilla.

Fuentes fiscales revelaron que los internos asesinados eran parte de un grupo de pandillas de Usulután. 

Hernández explicó que algunas de las víctimas gozaban de cierta jerarquía dentro de la pandilla en el penal de Izalco.

Familiares de reos se concentraron en las afueras del penal para conocer información sobre sus parientes. 

Una mujer que salía del centro penitenciario, dijo no percatarse de lo que había pasado,  y que la sacaron de inmediato del penal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación