Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a tortillera en territorio de dominio MS

Sector del ataque fue en edificio 8 del mercado Central. Autoridades no precisaron el móvil del asesinato.

Homicidios

La presencia de tres grupos distintos de pandillas torna violento los contornos del mercado Central. | Foto por Archivo

La presencia de tres grupos distintos de pandillas torna violento los contornos del mercado Central.

Una vendedora de tortillas fue asesinada a balazos  el lunes por la noche en las cercanías del edificio ocho del mercado Central de San Salvador.

Sujetos armados se acercaron a la vendedora y sin mediar palabra le dispararon .

La mujer preparaba sus implementos de cocina para retornar a casa, tras un cansado día de trabajo, cuando fue sorprendida por los malhechores. 

En el lugar donde la tortillera fue atacada se moviliza la Clica Locos Salvatruchos de la MS. Autoridades dijeron desconocer el móvil que tuvieron los sujetos para quitarle la vida a la señora.

El sector del asesinato está en los límites de las dos pandillas, de lado sur está la MS y al nororiente (Iglesia El Calvario) se moviliza la pandilla 18. Las calles y avenidas que convergen con el mercado Central:  Rubén Darío y Gerardo Barrios han sido tomadas por la MS, aunque hay una franja bastante delgada en la que circulan pandilleros contrarios.

A parte de que en el sector poniente del lado del cementerio Los Ilustres opera el ala sureña de la pandilla 18. Esta mezcla de tres tipos de pandillas en tan pequeño espacio,  provoca constantes roces que terminan en tiroteos y asesinatos por venganzas, rencillas y ajustes de cuentas, según una investigación reciente hecha por El Diario de Hoy.

Las reducidas calles por los innumerables vendedores apostados en las vías complica la situación en los contornos del mercado Central.

 Aunque los vendedores son fehacientes testigos de los innumerables hechos, no brindan información a la Policía por el temor que representa  descubiertos por un familiar o compañero de los asesinos.

La Policía constantemente se queja de la falta de cooperación de los vendedores en los homicidios.

No es para menos, pues entre el tumulto de vendedores está clara la leyenda que dice: “ver, oír y callar”, quien no respete esa consigna, puede ser asesinado. 

Como la mujer del lunes por la noche, más de una veintena de  vendedores, comerciantes, vigilantes, usuarios y mareros, fueron ultimados a manos de estos grupos delictivos durante 2015.

Un empleado de un negocio relató que dentro y fuera del mercado son frecuentes los asesinatos y varios no salen a la luz pública. El joven afirmó que las pandillas tienen intimidado a los comerciantes formales e informales. 

Algunos con las extorsiones y otros con hechos que han presenciado, para no revelar ningún dato.

La víctima alertó que los pandilleros son impredecibles, a cualquier hora llegan donde los vendedores a pedirles fuertes sumas de dinero para cubrir necesidades como   sepelios o compra de medicamentos  para sus curaciones al salir lesionados.

Cuando los comerciantes por alguna razón no aportan a sus peticiones,  la emprenden contra ellos.

El consejo para cientos de padres que acuden al mercado Central es no llevar adolescentes pues los diversos grupos que operan en los contornos del centro de abastos los toman como rivales y sin mediar palabra los asesinan.

Un joven de 17 años que había llegado de San Miguel fue ultimado en diciembre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación