Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a seis sujetos vinculados a por lo menos 20 asesinatos

Murieron al enfrentarse con policías y soldados, en San Pedro Perulapán

Seis integrantes de la mara 18 murieron, la madrugada de ayer, en un enfrentamiento con policías y militares, en el cantón Miraflores, de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán. Según la Policía, los hombres estaban reunidos en una casa abandonada planifi

Seis integrantes de la mara 18 murieron, la madrugada de ayer, en un enfrentamiento con policías y militares, en el cantón Miraflores, de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán....

Seis integrantes de la mara 18 murieron, la madrugada de ayer, en un enfrentamiento con policías y militares, en el cantón Miraflores, de San Pedro Perulapán, en Cuscatlán. Según la Policía, los hombres estaban reunidos en una casa abandonada planificando delitos. Foto EDH / Marlon Hernández

Seis miembros de la pandilla 18 murieron, la madrugada de ayer, en un enfrentamiento con policías y soldados en el cantón Miraflores, del caserío El Cerro, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Las autoridades llegaron a una vivienda que estaba abandonada, pero que aparentemente era utilizada por los delincuentes como un "centro de operaciones" para planificar delitos.

Los oficiales de la Policía y el Ejército llegaron a la zona tras recibir información de que desde hacía tres días los delincuentes estaban pernoctando en el lugar.

El subcomisionado José Rigoberto Vigil sostuvo que los hombres eran parte de una estructura conformada por unos 20 delincuentes, que "patrullan fuertemente armados el cantón Miraflores y zonas aledañas.

Las autoridades le atribuyen a esta banda delincuencial no menos de 20 asesinatos.

Fuentes policiales informaron que las víctimas, en su mayoría, eran personas trabajadoras a quienes la pandilla mató porque no les pagaban la extorsión o porque sospechaba que eran informantes de la Policía.

Se sabe que algunos de ellos tenían órdenes de captura vigentes por los delitos de homicidio agravado y agrupaciones ilícitas.

El intercambio de disparos fue ayer, alrededor de las 2:00 de la madrugada. Según la Policía, cuando los soldados y agentes se aproximaban al inmueble fueron recibidos a balazos por tres pandilleros que estaban de centinelas.

Uno de los sujetos murió frente a la fachada de la casa y los otros dos, en el corredor.

El resto estaba dentro de la casa, desde donde habrían atacado a las autoridades.

El Ministerio Público identificó a los sujetos como: Leonel Antonio López Portillo, Víctor Alexander Martínez; Morales y José Nilson Ventura Díaz.

Junto con ellos murieron Jonathan Eduardo Morales Girón, Rafael Armando Campos y Marvin Antonio Ramírez.

Los hombres tenían edades que oscilaban entre los 20 y 26 años.

Solo cinco tenían tatuajes alusivos a la pandilla 18 y junto a ellos estaban las armas con las que habrían atacado a policías y militares, según la delegada de la Fiscalía.

Hallan computadora y varias armas de fuego

Tras el enfrentamiento, las autoridades encontraron en la escena una computadora portátil que será analizada para ver su contenido.

"Si planeaban matar a alguien, ahí debe estar el listado de quiénes iban a ser las víctimas y quién sabe cuánta información más de los delitos que cometían", dijo un agente que custodiaba el lugar.

En el inmueble también había una carabina y varias pistolas. La Fiscal dijo que estas fueron encontradas cerca de los cadáveres.

Cerca de la vivienda donde estaban reunidos los delincuentes hay varias casas abandonadas. Algunos lugareños manifestaron que sus dueños se marcharon cuando la zona empezó a ponerse peligrosa.

Ellos reconocieron que en el cantón sí hay pandilleros pero a los lugareños no suelen acosarlos.

Aunque en algunos postes del tendido eléctrico hay grafitis de la pandilla, otros habitantes y algunos parientes de los pandilleros negaron que el cantón sea asediado por los delincuentes.

Estas personas se mostraron indignadas con las autoridades, a quienes acusaron de haber llegado directamente a matar a los pandilleros y de abusar de las facultades que les otorga su cargo.

Debido a este malestar, los parientes de los sujetos se mostraron reacios a ayudar a cargar los cadáveres desde la casa hasta la calle principal donde los recogería Medicina Legal.

"Si ellos los mataron (policías y militares), que ellos los saquen", dijo un pariente de los sujetos cuando oyó que los agentes estaban llamando a los hombres para que ayudaran a llevar los cuerpos.

Sin admitir que sus parientes pertenecían a pandillas, algunos habitantes dijeron desconocer a qué se dedicaban los sujetos argumentando que "a veces uno no se sabe en los pasos en los que los muchachos andan".

La escena terminó de ser procesada alrededor de 12 horas después del enfrentamiento.

Municipio con más de 50 homicidios en el año

Las autoridades informaron ayer que en lo que va del año, San Pedro Perulapán registra 56 asesinatos, la mayoría de ellos ha sido atribuida a las pandillas.

En las estadísticas del Instituto de Medicina Legal este municipio registró 13 muertes violentas en mayo y se posicionó como el segundo más violento después de Jiquilisco, Usulután.

El subcomisionado Vigil informó que con las seis muertes de ayer la cifra de homicidios cometidos en lo que va de junio subió a 15.

En el lugar se conoció que la sede de San Vicente de la institución forense tenía acumulación de trabajo y muy poco personal: un médico y un auxiliar.

Ayer, al terminar de procesar la escena en el cantón Miraflores, los empleados de Medicina Legal irían a realizar un reconocimiento a otra escena de homicidio.

El personal señaló que, hasta las 2:30 de la tarde, ya tenían siete cadáveres a los que debían hacerles la autopsia solo del departamento de Cuscatlán.

Sin embargo, a esa dependencia de Medicina Legal también le corresponde dar cobertura en los departamentos de San Vicente, La Paz y Cabañas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación