Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a profesor y exjugador del equipo 11 Lobos

Su cadáver fue encontrado desmembrado en bolsas plásticas. Había desaparecido desde el sábado, según familia

Investigadores procesan el lugar donde apareció parte del cuerpo del profesor José Aquiles Choto. Foto EDH / Claudia Castillo

Investigadores procesan el lugar donde apareció parte del cuerpo del profesor José Aquiles Choto. Foto EDH / Claudia Castillo

Investigadores procesan el lugar donde apareció parte del cuerpo del profesor José Aquiles Choto. Foto EDH / Claudia Castillo

El asesinato de José Aquiles Choto es un hecho que ha dejado sin aliento a muchos residentes de Ciudad Arce, en el departamento La Libertad, pues jamás imaginaron que aquel profesor pudiera ser asesinado y menos con el lujo de barbarie con que lo hicieron: desmembrado.

Ayer, mientras miraban uno a uno los trofeos y las medallas que Choto ganó como futbolista, los hijos del profesor describieron el crimen contra su padre en una palabra: inexplicable.

"Si hubiera tenido problemas con alguien nos hubiera dicho", afirmó uno de los hijos de la víctima.

Él no tenía ningún problema con sus alumnos ni con el vecindario. Al menos no que se los hubiera comentado, como era costumbre hacerlo cuando algo iba mal en la familia, dijeron los dolientes.

José Aquiles, El Che, como era conocido en Ciudad Arce, desapareció el sábado anterior de su casa, aproximadamente como a las 4:30 p.m., luego que regresara de dejar en su auto a su esposa y dos de sus hijos a una fiesta.

Cuando dos de sus tres hijos regresaron a casa, aproximadamente a las 5:30 p.m., vieron que el auto de Choto estaba con las puertas abiertas y las llaves de encendido puestas. Las puertas de la casa también estaban abiertas. Les pareció raro, pero no le tomaron importancia.

Ya entrada la noche y al ver que no regresaba ni se comunicaba con ninguno de sus parientes, estos optaron por llamarle a los dos teléfonos móviles que portaba. Ninguno conectaba la llamada.

Al mediodía del domingo pusieron la denuncia de la desaparición. Un par de horas después hallaron parte del cuerpo del profesor. Lo encontraron en El Congo, municipio vecino de Ciudad Arce.

Ayer, en la finca Las Mercedes, siempre en El Congo, hallaron las otras partes del cuerpo. Distante a unos siete kilómetros de la vivienda del profesor y su familia.

Luto en comunidad escolar de Ciudad Arce

Ayer en la mañana, los alumnos del noveno grado de la escuela del cantón Santa Lucía se quedaron esperando la clase de inglés que el profesor Choto solía impartirles todos los lunes. Minutos después se enteraron por medio de otros maestros lo que le habían hecho al profesor.

Un educador dijo que la última vez que lo vio fue el viernes durante un torneo estudiantil escolar.

Persona agradable, un buen vecino, gran maestro... así calificaron a José Aquiles, quien tenía 27 años de ejercicio docente en varias escuelas de Ciudad Arce. Solo le faltaban tres años para retirarse de esa profesión, aseguran sus hijos.

Durante la mañana Choto daba clases en la escuela del cantón Santa Lucía, descansaba un rato en la tarde y luego se iba a otra escuela local a dar clases en la noche.

Jamás supieron que Choto tuviera problemas con la comunidad estudiantil. Parientes y compañeros de trabajo descartan que su asesinato esté relacionado con su trabajo como maestro.

De hecho, de la forma cómo fue cometido el crimen no se sabe mucho. Lo más que se conoce es que el sábado aproximadamente a la hora que Choto fue privado de libertad, una camioneta fue vista a pocos metros de la vivienda del profesor.

Otros vecinos también relacionan a esa camioneta con otro vehículo con vidrios polarizados que recuerdan haber visto en las proximidades de la casa, pero no hay más detalles porque nadie se imaginó que algo malo anduviesen haciendo.

Destacado futbolista

Luis Beltrán, quien dijo ser primo de José Aquiles, destacó la trayectoria futbolística de su pariente.

A finales de la década de los 70, comenzó a jugar con el Racing Club, de Ciudad de Armenia. Luego, militó en el Once Lobos, en 1980, cuando ese equipo subió a la Primera División.

"Él marcó al Mágico González", aseguró Beltrán, mientras echaba una mirada al gáfete de capitán que ostentó Choto en el Once Lobos, cuando este estuvo en la liga mayor del fútbol salvadoreño.

Luego de retirarse de jugar en la Primera División, anduvo jugando con otros equipos de la liga de Ascenso y últimamente en equipos no federados, indicaron.

Municipio en corredor violento de la MS

Ciudad Arce es un municipio con alta presencia de miembros de la mara Salvatrucha (MS-13).

De hecho, en ese sector del departamento de La Libertad operan clicas consideradas por fuentes policiales como muy violentas.

Quezaltepeque, Colón, San Juan Opico, Ciudad Arce, Tepecoyo y Armenia es un corredor de clicas de la MS, que han cometido secuestros y asesinatos que han conmovido a la sociedad.

Ejemplo de lo anterior es el asesinato del ingeniero Héctor Josué Aldana y del soldado Élder Arcadio Bautista Valenzuela, ambos cometidos en noviembre y diciembre de 2011.

En el caso del asesinato del militar, fue torturado y luego mutilado por el hecho de ser soldado. El cuerpo desmembrado de esta víctima apareció embolsado en un sector de Armenia, Sonsonate.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación