Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a pastor evangélico y su acompañante en Ahuachapán

Ambos iban a hacer una oración a petición de los presuntos homicidas

Escena donde un pastor y su acompañante fueron asesinados en San Francisco Menéndez. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Escena donde un pastor y su acompañante fueron asesinados en San Francisco Menéndez. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Escena donde un pastor y su acompañante fueron asesinados en San Francisco Menéndez. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Mauricio Salvador Elías Miranda, de 33 años, y Julio César Díaz Granados, de 34, fueron asesinados el domingo en la noche, en una camino rural que conecta los cantones Cara Sucia con Santa Elena, ambos del municipio de San Francisco Menéndez, departamento de Ahuachapán, según informó la Policía.

Elías Miranda fungía como pastor interino de una iglesia evangélica que funciona en el cantón Santa Elena, donde ambas víctimas también residían con sus respectivas familias, según explicaron parientes de los muertos.

De acuerdo con las primeras pesquisas de la Policía, el domingo como a las 10:00 p.m., una mujer y un hombre llegaron a la casa del pastor para pedirle que fuera a orar por una persona.

El religioso asintió pero se hizo acompañar de Díaz Granados. Ellos dos como los foráneos fueron a hacer la oración; sin embargo, ayer minutos antes de las cuatro de la madrugada, varios lugareños encontraron los dos cadáveres que estaban cerca del pick up propiedad de Elías Miranda, en un tramo de calle del caserío El Corozo, por lo que avisaron a la Policía local.

Un inspector de la PNC indicó que primero les habían reportado el hecho como un accidente de tránsito, por lo que agentes de tránsito llegaron al lugar verificando que los cuerpos tenían varios impactos de bala.

El oficial dijo que era muy posible que quienes mataron al pastor y a su acompañante sean las mismas personas que lo llegaron a sonzacar a su vivienda, pues el auto no tenía ningún impacto de bala que indicara que fueron ametrallados.

Además, los acompañantes de las dos víctimas no han aparecido.

De forma extraoficial se supo que una de las personas que llegaron a rogar al pastor para que fuera a hacer la oración, era conocida del lugar y empleada de Díaz Granados; sin embargo, esa versión no pudo ser comprobada por la Policía.

Pastor había estado preso en Estados Unidos

Familiares del pastor evangélico dijeron a este diario que él tenía aproximadamente dos años de haber regresado de Estados Unidos.

Documentos disponibles en Internet indican que Elías Miranda fue procesado en el estado de Virginia por haber sido vinculado a un homicidio que fue cometido por un grupo de miembros de la mara Salvatrucha (MS-13) de la clica Hollywood.

Ese crimen fue cometido el 16 de noviembre de 2006 en el condado de Prince William, en las afueras de una localidad llamada Manassas. Elías Miranda se declaró culpable de un delito menor, pues su participación en el hecho no fue directa.

Parientes del religioso indicaron que hacía apenas dos días que él y otros feligreses habían regresado de una misión evangelizadora en Nicaragua.

Mientras tanto, la familia de Díaz Granados indicó que hace menos de un mes, un hermano de Julio César murió en el mismo lugar que ayer hallaron los dos cuerpos.

Una fuente policial dijo que tanto el hermano de Julio César murió tras atacar a elementos policiales que acudieron al lugar a verificar una denuncia en la que los alertaban de que un hombre estaba realizando varios disparos al aire. Díaz Granados también había sido deportado de Estados Unidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación