Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a pandillero en un cementerio de Panchimalco

Víctima recién había salido de prisión. En otro hecho, en Honduras fue asesinado un comerciante salvadoreño.

Policías procesan la escena donde ayer fue asesinado un pandillero. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

Policías procesan la escena donde ayer fue asesinado un pandillero. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

Policías procesan la escena donde ayer fue asesinado un pandillero. Foto EDH / MARLON HERNÁNDEZ.

Mientras en el cementerio de Panchimalco, un grupo de personas participaban en un sepelio, a pocos metros, investigadores policiales procesaban la escena donde fue asesinado Mario Edgardo Hernández Portillo, de 18 años, miembro de la pandilla 18.

De acuerdo con investigadores policiales, Hernández Portillo, apodado Mascarín, pertenecía al Barrio 18 y era investigado por varios casos de homicidios.

El cadáver fue encontrado ayer poco después del mediodía, dentro del cementerio, por personas que llegaron a un entierro, quienes avisaron a la PNC.

Los investigadores aseguraron que la víctima tenía una lesión en la cabeza y en el rostro, aunque no especificaron con qué le habían provocado las heridas.

El Mascarín tenía dos meses y medio de haber salido de la cárcel por ser sospechoso de cometer un homicidio, delito por el que fue arrestado el pasado 20 de enero. De acuerdo con una tía de la víctima, Hernández Portillo salió ayer a las 7:00 a.m. de su casa, distante 300 metros de donde hallaron su cuerpo.

Asesinan a salvadoreño en Honduras

Juan Carlos Guzmán Aguilar, de 24 años, fue asesinado el pasado miércoles a las 6:00 p.m., en la ciudad de Catacamas, departamento de Olancho, Honduras, según informó ayer el periódico El Heraldo.

De acuerdo con lo publicado por El Heraldo, que cita como fuentes a parientes de la víctima, Guzmán Avelar había llegado a esa ciudad con el fin de comprar un cargamento de sandías que luego trasladaría en un furgón.

Junto al connacional también fue asesinado un agricultor hondureño a quien Guzmán Avelar le compraría el cargamento de la fruta.

El hecho fue cometido cuando las dos víctimas se conducían en una motocicleta hacia el lugar de cultivo.

El cuerpo de Avelar Guzmán fue trasladado ayer hacia San Salvador, donde la víctima tenía su domicilio.

Hallan restos de mujeres

En otro hecho, una familia vivió tranquila durante 10 meses en su casa ubicada en la colonia Michelle, en San Juan Opico, La Libertad, sin sospechar que en el patio estaban enterrados dos cuerpos.

Fuentes de la Fiscalía dijeron que mediante una investigación supieron que en esa casa estaban enterradas dos mujeres de entre 18 a 20 años que desaparecieron en esa zona el 29 de octubre de 2011.

"En ese tiempo, esta casa era una casa destroyer, acá venían los mareros y hacían sus fechorías, eso hace dos años, lo que pasa es que el propietario compró en diciembre", manifestó un fiscal.

El dueño de la propiedad, supo de los cuerpos que estaban enterrados en su propiedad, a unos 75 centímetros de profundidad, hasta el miércoles, cuando un juez autorizó la inspección en la casa.

Las autoridades manifestaron que por el estado de las osamentas no se ha podido establecer con que tipo de arma fueron asesinadas, y harán pruebas de ADN, para confirmar sus identidades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación