Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a padre e hijo en una milpa de Cuscatlán

Ambos fueron contratados para trabajar en el terreno de un vecino. En menos de ocho horas, hubo cuatro homicidios en el departamento

Escena de homicidio en cantón San Nicolás. Las víctimas padre e hijo

Santos Flores, de 45 años, y su hijo Ernesto, de 19, eran quienes sostenían económicamente a su familia. Dos menores de edad han quedado en la orfandad. | Foto por Douglas Urquilla

San Salvador.- 31 08 2015.- Escena de homicidio en cantón San Nicolás. Las víctimas padre e hijo, identificados como Santos Domingo Flores (49 años), y Ernesto Flores Pérez (19 año). La Policía Nacional Civil (PNC), acordonó la escena casi a un kilómetro del hecho. Supuestos miembros de maras de la 18 ultimaron cuando se encontraban haciendo tareas en un cultivo de maíz, según testigos, quienes no se identificaron por temor.

La primera reacción que tuvo Santos Domingo Flores al ver que varios pandilleros se acercaban a la milpa donde él y su hijo trabajaban fue empuñar el corvo, por si había que defenderse. Esta acción le costó la vida a los dos.

El jornalero, de 45 años, fue asesinado ayer junto con hijo Santos Ernesto Flores, de 19, en el cantón San Nicolás, de Monte San Juan, Cuscatlán.

Ambos hombres salieron de casa con unos vecinos para ir a trabajar en el terreno de un lugareño. Así es como llevaban el sustento a sus familias.

Pasadas las 10:00 a.m., los  delincuentes llegaron a la milpa y rodearon a los trabajadores. Se presume que pretendían  ver si en el grupo había algún pandillero rival.


El señor, quien estaba cerca de su primogénito, afianzó el  machete y cuando los delincuentes se percataron, les hicieron varios disparos.


Padre e hijo murieron de inmediato; el resto de jornaleros se libraron de la muerte.

La esposa y madre de los hombres caminó más de un kilómetro, con sus dos niños menores de edad, para llegar a la escena.

Uno de sus hijos, de 14 años, se impresionó tanto por el hecho que empezó a sentirse mal de salud. 

La señora, quien ocasionalmente sale a vender al mercado, debió recorrer de nuevo el trayecto para llevarlo a casa.

En el cantón San Nicolás había conmoción porque las víctimas, según sus vecinos, no se metían en problemas.

Las fuentes aseguraron que  el joven no tenía vínculos con pandillas y dejó de estudiar para trabajar a tiempo completo con su padre.

Algunos pobladores sostuvieron que la poca presencia policial y el asedio de las pandillas permiten que estas actúen a sus anchas.


En el cantón San Nicolás hay varios casos de personas que, según las fuentes fueron privadas de libertad por pandilleros. Pese a los esfuerzos de las familias por encontrarlos, siguen desaparecidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación