Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a niña y sus padres en Opico

Un pandillero apodado el Chino habría cometido el hecho, junto a dos sujetos más. El Chino fue detenido horas después, según PNC

Personal de Medicina Legal traslada los cadáveres a la morgue para realizar las respectivas autopsias. Todos los cuerpos tenían lesiones con arma de fuego. Foto EDH / Douglas Urquilla

Personal de Medicina Legal traslada los cadáveres a la morgue para realizar las respectivas autopsias. Todos los cuerpos tenían lesiones con arma de fuego. Foto EDH / Douglas...

Personal de Medicina Legal traslada los cadáveres a la morgue para realizar las respectivas autopsias. Todos los cuerpos tenían lesiones con arma de fuego. Foto EDH / Douglas Urquilla

Las amenazas que habían hecho semanas atrás tres pandilleros de la mara Salvatrucha de violar y asesinar a Brenda O., de 12 años, las cumplieron ayer en la madrugada. La niña fue asesinada junto a su madre y a su padrastro en el interior de su casa, situada en el caserío Lomas del Copinol, del municipio San Juan Opico, La Libertad.

El pecado de Brenda fue no acceder a las pretensiones amorosas que un pandillero identificado solo como Víctor, (a) el Chino, le hacía frecuentemente, aseguraron los investigadores de la Policía y sus propios familiares.

Los parientes de las víctimas no tienen duda de que el Chino fue el sujeto que cometió el triple homicidio, junto a dos pandilleros más de la clica People Locos Salvatrucha, que opera en la zona.

Uno de los testigos que se encontraba en otra habitación de la vivienda escuchó cuando la niña forcejeaba con su agresor mientras la violaba. "Vos sos el Chino", le gritó Brenda.

En segundos se escucharon varios disparos. Al parecer, uno de ellos impactó en la pierna del sujeto, lo que provocó que la Policía lo detuviera minutos después a varias cuadras del lugar.

El sujeto fue trasladado hacia un hospital y se encuentra bajo custodia policial, dijeron los investigadores.

Mientras el Chino abusaba de Brenda, otros dos sujetos asesinaron a Cruz del Carmen Monge, de 44 años, y a su pareja, Marco Tulio Morales, de 38 años. Madre y padrastro de la niña. La pareja estaba en otra de las habitaciones de la casa.

Todas las víctimas fueron ultimadas con armas de fuego, confirmó la Policía.

"Se presume que el ataque iba para la menor. El hombre y la mujer fueron asesinados para no dejar testigos", dijo un investigador policial.

Marco Tulio y Cruz del Carmen tenían solo un hijo de siete meses en común. El hombre no tenía relación con los pandilleros de la zona. Era amigable con los vecinos y muy trabajador.

La hermana mayor de Brenda logró escapar con sus tres hermanos, de 7 y 4 años, y un bebé de siete meses, relataron los mismos parientes.

Tras escuchar los disparos y los gritos de las víctimas mortales, los sobrevivientes corrieron por las veredas hacia la casa donde reside la abuela.

"Yo escuché los gritos y cuando abrí la puerta vi que venían todos los niños llorando. Los entré y nos encerramos hasta que vino la Policía", relató la mujer.

Cruz del Carmen tenía cinco hijos. Una hija de 15 años es la única que no se encontraba en la casa al momento del triple homicidio.

Otra pariente de Brenda relató que el Chino es el cabecilla de la mara Salvatrucha de la zona y que tiene una relación amorosa con una pandillera identificada solo como Yamileth.

"Yo le decía a Carmen que tuviera cuidado con ese hombre (el Chino), que era peligroso. Ya había dicho que iba a violar a la niña y nosotros le creímos", dijo la doliente.

Agregó que el sujeto controlaba a Brenda cuando salía al molino y cuando regresaba de la escuela.

"La niña ya no venía a estos molinos de la parte de abajo del pueblo, por eso este hombre le había perdido la pista. Como ya no la veía en la calle, la fue a matar a su casa", narró la familiar.

Hermanas tenían relación con las pandillas

La Policía aseguró que otra de las hipótesis del triple asesinato de la familia Monge es rencillas entre las maras.

Fuentes policiales señalaron que las hermanas de Brenda, de 18 y 15 años, tenían relación con pandilleros de la mara Salvatrucha y podría ser que el ataque estuviera dirigido hacia ellas.

"Esa mujer, Yamileth, invitaba a las niñas a que anduvieran en las maras. No agarraban consejo. Nosotros les decíamos a cada rato que dejaran esa amistad", dijo una de las dolientes.

Cruz del Carmen es originaria de la zona. Vivió en ese lugar toda su vida y se dedicaba a vender frutas y agua en el parque central de San Juan Opico, en La Libertad.

La familia Monge vivía con muchas limitantes. La venta de frutas de Cruz del Carmen era su única fuente de ingreso para mantener a sus seis hijos, explicaron familiares.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación