Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a madre luego de dejar a su hijo en un kínder de Ilopango

Fue asesinada mientras cargaba a bebé de 1 año

Familiares lloran, impotentes ante el asesinato de Ileana Marisol Soriano, de 34 años, en la comunidad Nueva Trinidad, en el municipio de Ilopango. Foto EDH / Jaime Anaya

Familiares lloran, impotentes ante el asesinato de Ileana Marisol Soriano, de 34 años, en la comunidad Nueva Trinidad, en el municipio de Ilopango. Foto EDH / Jaime Anaya

Familiares lloran, impotentes ante el asesinato de Ileana Marisol Soriano, de 34 años, en la comunidad Nueva Trinidad, en el municipio de Ilopango. Foto EDH / Jaime Anaya

Una mujer que llevaba a un bebé de 1 año de nacido en sus brazos fue asesinada ayer por la mañana en Ilopango, cuando regresaba del kínder donde estudia su otro retoño.

La víctima fue identificada como Ileana Marisol Soriano Meléndez, de 34 años, quien fue atacada a tiros en la calle principal de la comunidad Nueva Trinidad.

El hecho se dio a tan solo 35 metros del centro educativo donde había dejado a su hijo de 7 años.

Los sujetos no respetaron ni siquiera al bebé que la madre llevaba en sus brazos para abrir fuego contra ella.

La Policía manifestó que, a pesar del peligro que corrió, el niño que acompañaba a la víctima resultó ileso en la balacera. Poco después, el infante fue entregado a sus familiares cercanos.

Extraoficialmente se mencionó que una segunda mujer que quedó en medio del tiroteo habría salido herida, pero el hecho no fue confirmado por las autoridades policiales.

La Policía dijo desconocer el móvil que los asesinos tuvieron para arrebatarle la vida a Ileana Marisol. Sin embargo, reconocieron que el sector es peligroso a tal extremo que una persona ajena no puede ingresar a esa comunidad.

Los familiares dolientes también expresaron que Ileana tenía una pequeña tienda, pero explicaron que tres meses antes había decidido quitarla por temor a las extorsiones por parte de pandilleros.

Otro caso por "renta"

Las primeras investigaciones de la Policía establecieron que los mareros de la 18 extorsionaban a la señora y que, al parecer, desde hacía tres días habían observado a varios hombres rondar la zona para controlar sus movimientos.

Doble homicidio en Cuscatlán

En otro hecho, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán, se registró un doble asesinato.

El caso ocurrió en el caserío Los Hernández.

"Aquí dos hombres fueron asesinados por miembros de pandillas" informaron agentes policiales.

De acuerdo con la Policía, el ataque fue dirigido a Carlos Amadeo Bautista, de 28 años, quien murió cuando estaba siendo trasladado a un centro asistencial.

Los oficiales detallaron que tres supuestos pandilleros interceptaron el vehículo que conducía Jaime Antonio Sigüenza, de 29 años.

A Sigüenza lo obligaron para que los llevara al lugar donde asesinarían a Bautista.

Minutos después, 50 metros de la salida de la carretera Panamericana, en el kilómetro 23, los individuos también asesinaron al motorista (Sigüenza) para no dejar testigo del hecho.

Las pesquisas policiales revelaron que no existen evidencias que hagan pensar que las víctimas formaban parte de las pandillas o que si quiera fueran simpatizantes de esos grupos delictivos.

Sospechan más bien que, en el caso de Bautista, la envidia podría explicar el móvil de los hechos.

Ambos hombres asesinados se dedicaban a trabajar y no tenían problemas con nadie en la zona, manifestaron los vecinos. En San Pedro Perulapán se ha recrudecido la violencia en los últimos días.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación