Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a machetazos a cuatro hombres en Ereguayquín

Se dirigían a trabajar en una plantación de yuca, cuando fueron asesinados

Agentes de la División Central de Investigaciones (DCI) de la PNC llegaron desde San Salvador para recolectar las evidencias en la escena del crimen. El procedimiento se prolongó hasta altas horas de la noche.Foto edh / jaime anaya

Archivo

Cuatro hombres, tres de ellos miembros de una misma familia, fueron asesinados ayer por la mañana, en el sector rural de Ereguayquín, en Usulután.

Los cuerpos de las víctimas fueron localizados a la orilla del río del mismo nombre.

La Policía y familiares indicaron que los hombres se dirigían a trabajar en labores agrícolas en terrenos en donde se cultiva yuca cuando fueron interceptados por los asesinos y atacados a machetazos.

La Fiscalía identificó a las víctimas como: José Ismael Argüello, de 54 años; su hijo Ronald de Jesús Argüello, de 23; su sobrino José Ramón Argüello, de 24, y su amigo Francisco Zelaya Lizama, de 27 años.

Los cuatro salieron a trabajar, como de costumbre, ayer a las 5:00 de la mañana. Viajaban en bicicletas, las cuales dejaban en un desvío donde los recogían un vehículo, para llevarlos hasta una plantación de yuca, donde se dedicaban a arrancar las raíces, explicaron familiares de las víctimas.

Posteriormente, el patrón de los masacrados llamó a la familia de los hombres, preguntando por qué no se habían presentado a trabajar.

Luego, el patrón y familiares marcaron a sus celulares, pero no hubo respuesta de ninguno de ellos.

Los familiares se dirigieron al puesto policial de Ereguayquín a interponer la denuncia de su desaparición, cerca de las 8:00 de la mañana de ayer, según fue confirmado por el subinspector Fabián Vargas, jefe del puesto policial de la localidad.

El oficial también mencionó que casi de inmediato se montó un rastreo por los alrededores, en el cual intervinieron alrededor de 60 personas, incluidos agentes de la Policía del referido poblado usuluteco y soldados.

Fue así como localizaron abandonadas las bicicletas en las que se conducían los hombres cuando iban a trabajar.

Estaban a orillas del río Ereguayquín, en medio de matorrales entre la colonia El Castaño y caserío Santa Lucía del mismo municipio, informó el subinspector Vargas. Pero no estaban juntas.

Se presume que pretendían robar dos de ellas, pero por alguna razón los asesinos optaron por dejarlas tiradas en el sector cercano a los homicidios.

Uno hacía tratos para arrancar la yuca

Un conocido de las víctimas dijo que el mayor de ellos, José Ismael Argüello, era el "tratero", es decir quien hacía los contratos con dueños de plantaciones de yuca, para llevar a las personas que arrancan la raíz para luego distribuirla en el mercado de La Tiendona en San Salvador.

La misma persona contó que a eso de las 8:00 de la mañana escuchó golpes de machete, en dirección de donde fueron encontrados los cadáveres.

Tanto, el jefe del puesto policial como conocidos de los hombres asesinados, coincidieron en mencionar que eran personas trabajadoras y que no se tenía indicios de que pertenecieran a estructuras delictivas que operan en los alrededores del municipio.

Sobre el móvil del hecho, la Policía no informó sobre indicios de por qué los asesinaron.

Tampoco indicaron que los victimarios fueran miembros de pandillas que acosan a la gente de la zona.

Al cierre de esta nota, se conoció que tres sospechosos habían sido detenidos en vía de investigación por las autoridades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación