Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a joven en zona "libre de violencia"

El asesinato ocurrió en Apopa, donde días atrás los pandilleros participaron en una actividad religiosa en la que prometieron ya no delinquir.

Aldo Ernesto Jaco, de 33 años, fue ultimado la madrugada de ayer en la calle principal de la colonia El Descanso, en Apopa. El homicidio ocurrió pese a que el viernes pasado, pandilleros y representantes de iglesias evangélicas declararon el municipio como una "zona libre de violencia".

Ese día, los pandilleros se comprometieron públicamente a mantener a Apopa con cero homicidio, a no extorsionar y a dejar de acosar a las escuelas.

En otro hecho, tres personas fueron asesinadas ayer en el occidente del país, informó el jefe regional de la Policía, Douglas Omar García Funes.

En Sonsonate fue asesinado a machetazos Salvador Bolaños Vindel, de 23 años, en el cantón San José La Majada, de Juayúa. El joven se dirigía hacia su trabajo en una finca de café cuando fue asesinado. Sus parientes dijeron que ya había sido amenazado por negarse a ingresar a una mara.

Además, Mario Reyes, de 33 años, fue atacado a balazos, frente a su familia, cuando circulaba por una vereda de la Finca Las Pirámides, cantón El Nispero, en Tacuba. García Funes explicó que el hombre era expandillero de la 18 y que se habría negado a alguna petición de la mara.

José Armando Peñate, de 23 años, también fue asesinado en su casa, en el barrio Las Salinas, de Atiquizaya, Ahuachapán. Dos hombres miembros de pandillas habrían cometido el crimen.

Asimismo, una mujer de unos 20 años fue ultimada en Santo Tomás, al sur de San Salvador, frente a una escuela. La Policía dijo que un sujeto bajó de un bus y la mató se presume que era pandillera de la 18.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación