Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a hombre y a sus dos hijos ligados a maras

PNC presume que el triple asesinato tiene relación con un decomiso de armas que hubo el pasado jueves.

El triple homicidio fue cometido en la madrugada en la vivienda de los hombres, en Cuscatancingo. Foto EDH / Douglas Urquilla

El triple homicidio fue cometido en la madrugada en la vivienda de los hombres, en Cuscatancingo. Foto EDH / Douglas Urquilla

El triple homicidio fue cometido en la madrugada en la vivienda de los hombres, en Cuscatancingo. Foto EDH / Douglas Urquilla

La madre de dos adolescentes, de 13 y 15 años, fue asesinada hace más de un año en venganza porque los jefes de la pandilla a la que pertenecían les encomendaron cometer un hecho delictivo y no lo hicieron bien.

"Nos la mataron porque nos salió mal un tiro", le habría dicho el menor de los hermanos a una persona que pretendía ayudarlo a salirse de la mara.

Esto no fue posible, ya que la madrugada de ayer ambos adolescentes y su padre fueron ultimados a balazos en su vivienda, en un pasaje de la comunidad María Auxiliadora, en Cuscatancingo.

El jueves anterior, frente a ese inmueble, las autoridades descubrieron una casa que los mareros ocupaban para cometer hechos delictivos y hallaron varias armas de fuego, gorros pasamontaña y droga.

Fuentes policiales sostuvieron ayer que ese hallazgo y el triple homicidio están relacionados. Se presume que la pandilla mató a los hermanos porque eran los responsables de cuidar las armas.

Los delincuentes también asesinaron a Héctor Martínez Alvarado, de 45 años, para asegurarse de que nos los delataría. El señor era vendedor ambulante en la zona de la terminal de Oriente.

Se presume que los homicidas eran conocidos de los tres parientes porque la puerta de la casa no estaba forzada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación