Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a un exconvicto y a su hermano

Parientes de los hermanos Ever y Ricardo, ambos de apellido Pacas, observan la escena donde fueron asesinados. Foto EDH

Parientes de los hermanos Ever y Ricardo, ambos de apellido Pacas, observan la escena donde fueron asesinados. Foto EDH

Parientes de los hermanos Ever y Ricardo, ambos de apellido Pacas, observan la escena donde fueron asesinados. Foto EDH

Dos hermanos señalados por la Policía Nacional Civil como pandilleros fueron asesinados ayer, casi simultáneamente, en Soyapango.

El primero en ser asesinado fue Ever Antonio Pacas, de 19 años, apodado El Moco. Lo atacaron a balazos en el pasaje 25 de la colonia Monte Blanco. Las autoridades informaron que supuestamente había participado en varios homicidios.

Más tarde, su hermano Jeferson Ricardo Pacas, de 25, alias El Chino, fue ultimado en la comunidad Vista Hermosa, cerca de la línea férrea, en la colonia Bosques del Río.

El hombre, de acuerdo con la Policía, tenía pocos días de haber salido de prisión tras cumplir una condena por el delito de homicidio.

Las autoridades no pudieron especificar cómo se cometieron ambos homicidios, pues los cadáveres estaban a una distancia de unos 800 metros, en las diferentes colonias.

Los hermanos habrían sido ultimados por conflictos dentro de la estructura delictiva.

Algunos lugareños manifestaron que, un día antes del homicidio, uno de los sujetos andaba rondando por la comunidad con un arma larga.

Lapidan a hombre en Usulután

José Aníbal Domínguez, de 31 años, murió lapidado ayer en la colonia Gálvez, de Santiago de María, Usulután.

Antes del asesinato, a la víctima, quien supuestamente no era de pandillas, se le vio ingiriendo bebidas alcohólicas, según fuentes policiales.

En otro hecho de violencia, Sonia Elizabeth Pérez Patiño, de 41 años, fue asesinada en la comunidad San Francisco, del cantón Lourdes, en Colón, La Libertad.

Se desconoce las circunstancias en las que le arrebataron la vida.

Asimismo, un adolescente de 15 años fue sacado por la fuerza de su casa por un grupo de delincuentes, quienes después lo lesionaron de bala.

El ataque fue en la colonia Valle del Sol, en Apopa. El menor de edad pereció cuando era llevado a un hospital. No se descartan que tuviera vínculos con alguna pandilla.

Ayer por la tarde, un sujeto no identificado pereció en el hospital de Cojutepeque. Aparentemente él resultó lesionado de bala en un enfrentamiento con policías en el cantón El Rodeo, de San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Mientras que un supuesto pandillero fue ultimado en San Juan Nonualco, La Paz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación