Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a estudiante en su casa en San Roque

Pandilleros dieron 24 horas a la familia del menor para abandonar vivienda ubicada en una colonia de Mejicanos

Medicina Legal procesa la escena donde fue asesinado un alumno en Mejicanos. Foto EDH / Marlon Hernández.

Medicina Legal procesa la escena donde fue asesinado un alumno en Mejicanos. Foto EDH / Marlon Hernández.

Medicina Legal procesa la escena donde fue asesinado un alumno en Mejicanos. Foto EDH / Marlon Hernández.

Denis, de 17 años, como era su costumbre desayunaba junto a sus padres antes de irse a estudiar al Centro Escolar de la Asociación de Señoras de Ingenieros Civiles, a pocas cuadras de su casa en la colonia Guadalupe, cantón San Roque, en Mejicanos, donde cursaba séptimo grado.

Cerca de las 7:00 de la mañana de ayer fue sorprendido por dos sujetos que ingresaron a su vivienda, obligaron a su familia a quedarse dentro de la casa mientras a él lo sacaron a un corredor para asestarle, al menos, tres disparos que acabarían con su vida, según versiones policiales.

Junto al cadáver del joven habían quedado $0.50 centavos de dólar que probablemente iban a ser destinados para comprar algo en el recreo de su escuela.

En la escena del crimen quedó un zapato de los que Denis utilizaba para ir a estudiar.

El lugar del asesinato está en una área boscosa, lo que habría sido clave para que los hechores huyeran rápidamente del lugar.

Según familiares, el joven ya había sido amenazado por pandilleros, ya que este ayudaba a su madre a repartir tortillas en zonas dominadas por las pandilla 18 y MS, lo que habría provocado el enojo de esas pandillas, quienes ya le habían advertido que no siguiera repartiendo en la zona.

Algo que quizá Denis pasó por alto, todo por querer ayudar a su familia para tener el sustento diario de una forma honrada.

Varios estudiantes del Centro Escolar donde estudiaba el joven estaban impactados por el momento cuando Medicina Legal se llevó el cadáver de su compañero.

El bullicio era evidente en los rostros de los escolares que murmuraban por lo sucedido y no era para menos, uno de los suyos ya no asistiría a clases.

Su madre y hermanos rompieron también en llanto cuando vieron ingresar a la escena a los forenses de Medicina Legal.

La madre del menor, entre lágrimas y una voz quebrantada, confesó que él le ayudaba con lo que podía para llevar ingresos a su familia.

Desde hace tres años, el muchacho se congregaba en una iglesia cristiana evangélica de la zona.

Según la Policía, los pandilleros al momento del ataque habrían amenazado a la familia para que abandonara la casa en menos de 24 horas.

Según Bases Magisteriales, en el año ya suman 35 estudiantes asesinados en diferentes circunstancias por pandilleros. Paz Gutiérrez, de Bases Magisteriales, pidió que los padres presten mayor atención a sus hijos cuando son amenazados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación