Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a esposos en casa de Sonzacate, un niño salió ileso

Pareja fue asesinada en su vivienda, donde tenían un comedor y una tienda

La pareja de esposos fue asesinada en su vivienda en la colonia San Miguelito, en Sonzacate, Sonsonate. Fotos EDH / M. Cáceres

La pareja de esposos fue asesinada en su vivienda en la colonia San Miguelito, en Sonzacate, Sonsonate. Fotos EDH / M. Cáceres

La pareja de esposos fue asesinada en su vivienda en la colonia San Miguelito, en Sonzacate, Sonsonate. Fotos EDH / M. Cáceres

Luis Alonso Crespín, de 59 años, no pudo disfrutar de su jubilación junto a su esposa Margarita Hernández de Crespín, de 52, porque ambos fueron asesinados ayer dentro de su vivienda, en el centro de Sonzacate, Sonsonate.

El reporte de Medicina Legal señala que las víctimas fueron atacadas con arma blanca (punzón), a las 4:00 de la madrugada. Ambos presentaban múltiples lesiones en el cuerpo, pero la mayoría de ellas las tenían en el tórax, el cuello y la espalda.

El delegado del Ministerio Público que participó en el procesamiento de la escena aseguró que la pareja vivía sola, pero a la hora del ataque estaba con ellos un niño de 10 años, quien, según el fiscal, sufre una deficiencia mental.

El funcionario manifestó que los asesinos no le hicieron ningún daño al pequeño, quien aparentemente era pariente de las víctimas. Se sabe que las autoridades entregaron al infante a su progenitora, tras haber sido alertadas sobre el doble asesinato.

Al lugar llegaron algunos familiares de los esposos, pero se negaron a dar declaraciones. Una actitud similar tuvieron los pocos vecinos que se asomaban a la calle para ver lo que hacían las autoridades en la casa de Los Crespín.

Maras no estarían tras el doble homicidio

El fiscal del caso confirmó que Luis Alonso Crespín tenía poco tiempo de haberse jubilado de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) y su esposa Margarita se encargaba de atender un comedor y una tienda que funcionaban en la misma vivienda.

Preliminarmente, las autoridades descartaron que el móvil del doble asesinato haya sido el cobro del dinero de la extorsión o que grupos pandilleriles estuvieran tras la agresión.

Las primeras pesquisas arrojan que el ataque tampoco habría sido con la intención de cometer un robo, pues las diferentes áreas de la casa estaban ordenadas y no había signos de que faltaran pertenencias de la pareja.

Algunas hipótesis, que a decir de las autoridades podrían cobrar fuerza en el transcurso de las investigaciones, es que habría algún interés de alguien de lucrarse económicamente con la muerte de los señores, o que si los crímenes se derivaron de rencillas personales.

"Hasta este momento se desconoce quiénes fueron los hechores, porque la investigación recién inicia, pero posiblemente se dé con las personas que lo ocasionaron", aseguró el fiscal.

Mientras las autoridades procesaban la escena del doble homicidio, a pocos metros de la casa, varios policías custodiaban un inmueble que era propiedad de Luis Alonso y donde, según la Policía y Fiscalía, residen algunos familiares de las víctimas.

El fiscal manifestó que había pedido a un juez de Paz que les extendiera una orden de allanamiento, porque en la acera de esa propiedad habían descubierto una huella de pie marcada con sangre.

Las autoridades no descartaron la posibilidad de que él o los atacantes hubieran ingresado a ese lugar tras haber cometido el doble asesinato. Durante el registro, los investigadores pretendían desvirtuar la idea de que en ese inmueble se ocultaran evidencias que comprometieran a los moradores con el asesinato de los esposos.

En otro hecho, una mujer de unos 34 años, quien no pudo ser identificada, fue asesinada en el cantón Flor Amarilla, en Santa Ana.

Las autoridades no especificaron la forma en que le quitaron la vida a la mujer ni los posibles móviles del atentado. El homicidio fue cometido la noche del miércoles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación