Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a embarazada en ataque en bus de Ruta 342 en La Unión

También murió un hombre. FGR registró otros dos casos de doble homicidio en La Libertad y Usulután

El atentado se produjo en kilómetro 190, carretera Santa Rosa de Lima-Pasaquina. Foto EDH

El atentado se produjo en kilómetro 190, carretera Santa Rosa de Lima-Pasaquina. Foto EDH

El atentado se produjo en kilómetro 190, carretera Santa Rosa de Lima-Pasaquina. Foto EDH

Una mujer con ocho meses de embarazo y su compañero de vida, un supuesto pandillero y para quien iba dirigido el ataque armado, fueron asesinados ayer al mediodía cuando viajaban en un autobús de la Ruta 342, que presta el servicio de transporte entre Santa Rosa de Lima y Pasaquina.

Dos hombres con apariencia de pandilleros se subieron al autobús, se dirigieron hacia donde iba sentada la pareja y abrieron fuego contra el supuesto pandillero, identificado como Víctor Alfonso Velásquez Moreno, de 28 años. Sin embargo, algunos de los disparos también alcanzaron a la mujer, que no fue identificada por las autoridades.

Los dos fueron auxiliados y llevados a un centro hospitalario, pero murieron durante el trayecto. El ataque se produjo cuando el autobús circulaba por el kilómetro 190 de la carretera entre Santa Rosa de Lima y La Unión.

Las autoridades policiales sospechan que el ataque está ligado a las purgas internas que existen entre dos grupos de la mara 18.

Otro supuesto pandillero, identificado por la Policía como Francisco Javier Galeas Cuevas, fue asesinado en su casa de habitación situada en el cantón Sirana de La Unión.

En las afueras de San Pablo Tacachico, La Libertad, asesinaron la madrugada de ayer a dos supuestos pandilleros, a quienes sacaron de sus casas.

Una de las víctimas fue identificada como Erick Grabriel Pérez Linares, de 16 años, quien fue acribillado a balazos en el cantón San Isidro Lempa.

Las investigaciones policiales apuntan a que varios hombres con vestimentas oscuras llegaron a la vivienda y sacaron a la fuerza al joven.

"Dicen que tres sujetos encapuchados le tumbaron la puerta de la casa, se la hicieron pedazos y sacaron al muchacho, (luego) se escucharon los disparos", relató un lugareño. Pérez fue asesinado a 200 metros de su casa.

El otro joven, identificado como Miguel Ernesto Bruno Guerrero, de 23 años, también fue sacado a la fuerza, aparentemente por los mismos individuos.

Su cadáver apareció ayer por la mañana a un kilómetro de distancia de donde mataron a Pérez, específicamente, en el caserío Trinidad El Rosario.

La Policía aseguró que ambos pertenecían a una pandilla y que eran investigados por extorsionar en la zona. "Supuestamente, los dos cipotes tenían la misma forma de operar, tenemos idea que les gustaba rentear a la gente de aquí", dijo un agente.

Otro doble homicidio fue perpetrado en el cantón Piedra Ancha, en Ereguayquín, Usulután, informó la oficina fiscal de Usulután.

Las autoridades informaron que se trata de una pareja de esposos, identificados como Francisco Granados y Ruth Nohemí Reyes, quienes fueron acribillados a balazos frente a sus 10 hijos, quienes quedan en la orfandad.

Ayer por la mañana, la Policía halló el cadáver de Carlos Armando Romero en las afueras de Izalco, Sonsonate.

Otro supuesto marero murió al enfrentarse a policías en el cantón El Porfiado, de Santiago Nonualco, La Paz. En ese mismo tiroteo, otro individuo que se presume también es pandillero resultó lesionado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación