Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a dos vigilantes en Sonsonate y en la residencial Santa Elena

Otros cuatro homicidios se reportaron en la zona oriental del país

Un supuesto pandillero de la MS fue asesinado en la calle hacia Monte San Juan, en el municipio de Cojutepeque, Cuscatlán. La víctima era un menor de edad. Foto EDH / JAIME ANAYA.

Un supuesto pandillero de la MS fue asesinado en la calle hacia Monte San Juan, en el municipio de Cojutepeque, Cuscatlán. La víctima era un menor de edad....

Un supuesto pandillero de la MS fue asesinado en la calle hacia Monte San Juan, en el municipio de Cojutepeque, Cuscatlán. La víctima era un menor de edad. Foto EDH / JAIME ANAYA.

Dos vigilantes privados fueron asesinados ayer en Sonsonate y Antiguo Cuscatlán, La Libertad, en diferentes hechos violentos, informó la Policía.

En el primer caso, Salvador Armando Rivera murió en el hospital San Rafael, en Santa Tecla, luego de ser atacado en el bulevar Orden de Malta, frente a la urbanización Santa Elena, Antiguo Cuscatlán.

De acuerdo a la versión preliminar de la Policía, Rivera laboraba como vigilante en la zona en donde fue atacado por varios sujetos que se transportaban a bordo de un vehículo tipo sedán.

Comandos de Salvamento atendió a la víctima y lo trasladó minutos antes de ser atendido por los médicos.

La Policía no determinó el móvil del ataque contra el vigilante, pero no descartaron que se debió al robo de su arma de equipo.

En otro hecho similar, la Fiscalía informó sobre el homicidio de Gilberto Esteban Hernández, de 35 años, quien fue atacado a las 6:30 de la mañana en el cantón El Guayabo, del municipio de Nahulingo, Sonsonate.

Hernández fue abatido a tiros cuando se dirigía hacia su trabajo, en la hacienda La Fincona, de dicho municipio.

Varios sujetos interceptaron al vigilante y, sin mediar palabra, le dispararon a quemarropa.

Asesinan a dos menores en el oriente del país

En otros hechos de violencia, dos menores de 17 años fueron asesinados ayer por la mañana en hechos diferentes ocurridos en el municipio de Cojutepeque, en Cuscatlán, y en Jiquilisco, departamento de Usulután.

El primer asesinato se perpetró en el cantón Cabos Negros, en Jiquilisco. Ahí fue ultimado Cristian Antonio Morales Obando, quien se supone era integrante de la mara 18. Fuentes policiales detallaron que el sujeto había desaparecido la noche del miércoles y fue encontrado ayer. Se presume que el móvil del crimen fue la rivalidad entre pandillas que hay en la referida zona.

En ese mismo municipio, un panadero que no fue identificado, porque no portaba documentos personales, fue asesinado en la zona conocida como Horquillado, en El Coyolito, del mencionado municipio.

Además, en la calle hacia Monte San Juan, en Cojutepeque, Cuscatlán, fue asesinado con arma de fuego otro menor de edad.

La Policía no identificó a la víctima, porque no tenía documentos personales; sin embargo, afirmaron que el menor era un reconocido pandillero de la mara Salvatrucha que se mantenía en la zona.

En La Unión, el miércoles también fue asesinado a balazos, Arístides Noel Guevara Mejía, de 18 años. El hecho ocurrió en la colonia Santa María, de Santa Rosa de Lima, en La Unión.

Siempre en la zona oriental, se informó que dentro de un pozo artesanal en el cantón El Jalacatal, de San Miguel, fue encontrado el cadáver de un hombre, según la Fiscalía.

El Ministerio Público identificó a la víctima como Marlon Vladimir Hernández Alfaro, de 32 años.

Los médicos no lograron determinar en ese momento la causa de muerte, porque la víctima no presentaba lesiones visible en su cuerpo.

En los tres primeros días de diciembre, la violencia ha acabado con las vidas de 32 personas, lo cual representa un aumento de cinco homicidios con respecto al mismo período del año pasado en el que se registraron 27 asesinatos, según cifras de la Policía.

El primer día de diciembre se registraron 15 muertes violentas, al día siguiente hubo seis y el miércoles pasado se reportaron 11 crímenes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación