Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a dos soldados que custodiaban el Sitramss

Los dos soldados fueron acribillados a balazos a corta distancia. Uno pereció al instante y el otro mientras era evacuado en una ambulancia hacia un hospital

Decenas de efectivos se desplegaron en los pasajes de La Chacra. Fotos EDH / jaime anaya.

Decenas de efectivos se desplegaron en los pasajes de La Chacra. Fotos EDH / jaime anaya.

Decenas de efectivos se desplegaron en los pasajes de La Chacra. Fotos EDH / jaime anaya.

Escenas que habían quedado atrás en la guerra de los 80, con helicópteros sobrevolando la ciudad, vehículos blindados y fuerzas élites dispersándose estratégicamente y con sus armas listas para repeler, volvieron a presenciar comunidades del sur de la capital ayer al mediodía, tras el asesinato de dos soldados que custodiaban la estación del Sistema Integrado de Transporte de San Salvador (Sitramss) frente a la Terminal de Oriente.

La Fiscalía General y la Fuerza Armada identificaron a las víctimas como José Otoniel Perlera Ascencio y José Jaime Henríquez Ayala, cuyas edades oscilan entre los 20 y 25 años. Uno de los militares pereció de inmediato, mientras que el otro murió cuando era trasladado a un hospital.

Testigos dijeron que el doble crimen fue perpetrado por al menos tres presuntos pandilleros, uno de los cuales aparentó ser indigente para acercarse a los efectivos.

De acuerdo con fuentes policiales, ambos soldados fueron acribillados a quemarropa con armas cortas. Los casquillos o vainillas de las balas disparadas estaban a menos de medio metro del cadáver del soldado que murió al instante.

Luego del ataque, los tres asesinos huyeron a pie rumbo al bulevar Venezuela, donde abordaron un auto tipo sedán que ya los esperaba.

A pocos metros, el auto colisionó con un microbús del transporte colectivo.

Los delincuentes huyeron a pie y, con las armas en las manos, se internaron en varias comunidades donde, al parecer, también protagonizaron intercambios de disparos con miembros de pandillas rivales.

Tras el hecho, decenas de policías y militares montaron operativos en varias comunidades marginales de los alrededores de la terminal de Oriente, entre estos La Chacra, La Quiñónez, La Labor, Don Bosco y La Iberia, entre otras, en busca de los asesinos.

Visiblemente afectados por el crimen y ansiosos, los policías y militares se desplegaron en los pasajes de las comunidades y forzaron puertas de casas sospechosas de albergar a pandilleros.

Momentos después del doble crimen, policías y soldados aseguraban que los asesinos eran miembros de la pandilla 18. Posteriormente, en las redes sociales circularon fotografías de los supuestos asesinos, captadas por cámaras de vigilancia.

A las 5:30 de ayer, las autoridades habían reorientado su operativo a la comunidad Iberia, dominada por la mara Salvatrucha (MS-13). Al cierre de esta noche no se sabía de más resultados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación