Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a dos parientes de un agente de la Policía en Izalco

En La Unión, varios hombres con apariencia de pandilleros asesinaron al dueño de un taller de mecánica automotríz y su hijo menor de edad resultó herido

ctv-4ir-homicidio-la-union

Un carro patrulla bloquea el paso hacia el sitio donde ayer asesinaron al propietario de un taller de mecánica automotríz en La Unión | Foto por Insy Mendoza

Ladislao Castaneda, de 78 años; y su hijo, Manuel de Jesús Castaneda Pulunto, de 32; se encontraban ayer por la mañana en sus labores agrícolas en medio de una milpa, cuando de forma sorpresiva aparecieron al menos cinco hombres con apariencia de pandilleros.

Los delincuentes, quienes andaban con escopetas y pistolas, obligaron a las víctimas a arrodillarse en el suelo, mientras eran golpeados con las armas.

Enseguida, los individuos comenzaron a dispararles, pese a las súplicas de las víctimas que les habían hecho antes para que no los mataran.

A los criminales no les bastó haber asesinado a padre e hijo y mataron también a un perro que era de las víctimas y andaba con ellos.

El doble asesinato se registró en el caserío Los Castaneda, cantón Talcomulca, en Izalco, en el departamento de Sonsonate.

Las primeras investigaciones de la Policía y Fiscalía aún no arrojan información sobre el móvil del doble crimen, pero no descartan que se trate de represalias de pandilleros de la mara 18 que operan en la zona, por el hecho de que las víctimas eran familiares de un agente de la Policía que por razones de seguridad no proporcionaron su identidad.

Tampoco las autoridades revelaron la delegación en la que se  encuentra destacado el agente de la Policía.

Patrullas de policías y militares hicieron un operativo de búsqueda de los atacantes, pero no hubo ningún sospechoso arrestado, según fuentes policiales.

Las autoridades de la Policía han asegurado de que las pandillas terroristas también han considerado como “objetivos” de ataques a los familiares de los agentes de la Policía y militares para presionar para que devuelvan a los cabecillas de las pandillas a penitenciarias con sistemas de seguridad menos riguroso.

En la segunda quincena de agosto, al menos tres parientes de agentes de la Policía fueron asesinados, supuestamente en represalia por su calidad de ser familiar de un policía. Estas víctimas eran mayores de 70 años de edad, según los registros de la Policía.

Se supera cifra de 4,600 homicidios
Más de 4,600 personas han muerto a raíz de la violencia que ha azotado a los salvadoreños en el transcurso de este año, según cifras de la Policía.

Las estadísticas policiales registran 4,646 homicidios entre el uno de enero y el 17 de septiembre pasado, más de 1,400 crímenes con respecto al año pasado.

La segunda quincena de agosto es el período en el que se ha registrado el mayor número de asesinatos, ya que solo en ese plazo se registraron 535 muertes violentas para un promedio de 36 crímenes por día.

Las autoridades de la Policía registran 404 asesinatos en 17 días de septiembre, para un promedio de 24 muertos por día. Fuentes de la Policía no descartan de que si se mantiene la misma tendencia al alza de homicidios, la violencia superará los 5,000 muertes violentas, una cifra sin precedentes desde que culminó el conflicto armado.

Los registros del Instituto de Medicina Legal detallan que San Salvador, Santa Ana, Zacatecoluca, San Pedro Perulapán, Usulután y Jiquilisco; son algunos de los municipios con la mayor cantidad de homicidios en últimos meses.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación