Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a 7 en dos masacres en La Libertad y Santa Ana

Tres jornaleros fueron desaparecidos y asesinados en Talnique

MASACRE

Tres jornaleros que llegaron de otras zonas del pais a la finca Santa Elena II de Talnique fueron sacados por la fuerza de las casas de colonos y varias... | Foto por Francisco Campos

Tres jornaleros que llegaron de otras zonas del pais a la finca Santa Elena II de Talnique fueron sacados por la fuerza de las casas de colonos y varias horas después aparecieron asesinados.

Siete personas han sido asesinadas en dos masacres en La Libertad y en Santa Ana, en menos de 24 horas, informaron las autoridades.

El caso más reciente ocurrió  la madrugada del jueves en el interior de la finca Santa Elena II, en el cantón Santa Lucía del municipio de Talnique, La Libertad.

En ese lugar tres jornaleros que habían llegado el domingo de otros lugares para iniciar la quincena fueron brutalmente asesinados. 

Testigos manifestaron que alrededor de la 1:00 de la madrugada al menos 11 hombres con vestimenta similar a la de  policías llegaron a la casa donde descansaban las víctimas junto a otros trabajadores y los sacaron a la fuerza. 

Luego los llevaron a unos  5 kilómetros, tramo en el que tuvieron que pasar por dos pozas, donde los asesinaron.

Por lo escabroso del terreno a las autoridades les tomó tiempo a  la recuperación de los tres cadáveres. 

En el procedimiento participaron cuerpos de socorro, quienes ayudaron a sacar los cadáveres a una planicie. 

Compañeros de trabajo los identificaron como Ever Edgardo,  de 24 años, quien era apodado “Cubito”, Sergio Adalberto Pérez Ramos,  de 20 años,  alias “Chiquito”, y Ronald, de 18 años, de quien sólo se menciona que era originario de Comasagua. 

Los cuerpos estaban degollados, pero también tenían disparos. 

Al cierre de esta nota, las autoridades sólo manejaban como posible móvil del hecho que dos de las víctimas vivían en territorio de pandillas contrarias: Nahuizalco y San Pedro Puxtla, Ahuachapán. Las autoridades no mencionaron si los jóvenes ultimados tenían vínculo o simpatizaban con alguna pandilla. 

A lo largo de la escena  se encontró un gorro navarone y unas sandalias, las cuales serán examinadas como evidencia.

Masacre en Coatepeque

Horas antes del caso de Talnique, la Policía localizó los cadáveres de cuatro hombres de entre 16 y 18 años de edad, quienes fueron encontrados en una barranca del kilómetros 44 de la carretera que de Santa Ana comunica con San Salvador.

Dos de los cuerpos estaban  en avanzado estado de descomposición, explicó la Policía. Los restos humanos estaban en un predio baldío, situado a unos 30 metros de la carretera en el cantón Palo Negro de Coatepeque, en Santa Ana.

Familiares de personas desaparecidas llegaron a la zona para identificar los cuerpos y verificar si corresponden a sus seres queridos.

Un padre de familia señaló que por las características  de uno de los cadáveres sospechaba que se trataba de su hijo, quien fue sacado de su casa por sujetos vestidos de policías el domingo por la noche   en El Porvenir, en la colonia San Francisco, de Santa Ana. 

El señor dijo que desde  el lunes anterior la madre del adolescente denunció el hecho a la Policía. Gracias a esa alerta, las autoridades les notificaron  del hallazgo de los cadáveres  para que llegaran a ver si se trataban de su caso.

El muchacho identificado por su padre vestía un pantalón gris y camisa negra, prendas de vestir que llevaba el día de su rapto.

Según la Policía, otra de las víctimas vestía pantalón negro, camisa celeste y calzoncillo rojo.

Finalmente, la Policía identificó a los adolescentes asesinados como Diego C, de 16 años; Gilberto Antonio Linares, de 18; Carlos R, de 16 y una cuarta víctima solo identificada como René.

Un agente relató que el martes una persona ubicó dos cuerpos, pero no avisó a la Policía por temor. El miércoles que pasó por el mismo lugar ya no vio dos cadáveres sino cuatro y se animó a dar aviso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación