Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a un cobrador de buses en San Juan Nonualco

Hace un mes que la víctima había dejado de trabajar como cobrador de buses, por temor a ser asesinado. La PNC dijo que no pertenecía a pandillas.

La madre de José Saturnino, asesinado en San Juan Nonualco, es consolada por vecinas. Foto EDH / Jorge Beltrán.

La madre de José Saturnino, asesinado en San Juan Nonualco, es consolada por vecinas. Foto EDH / Jorge Beltrán.

La madre de José Saturnino, asesinado en San Juan Nonualco, es consolada por vecinas. Foto EDH / Jorge Beltrán.

José Saturnino Linares Cristales, de 40 años, fue asesinado ayer, a las 11:30 a.m., en San Juan Nonualco, departamento de La Paz, por, al menos, tres hombres que se conducían en un automóvil gris.

La víctima fue acribillada cuando se bajó de un autobús, luego de comprar alimentos para su familia, según explicaron sus parientes.

De acuerdo con familiares, Linares Cristales trabajaba como cobrador de autobuses, pero, por temor, había dejado de trabajar desde hace, aproximadamente, un mes.

La víctima era originaria de Santa Ana pero tenía, ya, varios años de vivir en San Juan Nonualco, pues su compañera de vida es originaria de ese municipio, indicaron allegados.

Por su parte, la Policía dijo desconocer el motivo del asesinato. Afirmaron que, de acuerdo con sus registros, el hombre no era miembro ni colaborador de grupos de pandillas.

Mientras las autoridades colocaban números sobre los casquillos de las balas disparadas a José Saturnino, varios parientes consolaban a una anciana que lloraba al ver a su hijo tirado en el pavimento.

Algunos comentaron que, en menos de dos años, a la anciana le ha tocado llorar la muerte de tres de sus hijos, todos víctimas de la violencia que azota a los salvadoreños.

Dos hermanos de José Saturnino, mencionaron los familiares, fueron asesinados en Santa Ana, donde vivían por ser originarios de esa ciudad.

José Reyes Herrera, de 29 años, también fue asesinado dentro de su casa, en el caserío Las Pozas, cantón Yologual, en Conchagua, La Unión.

El hombre, según el fiscal, Rafael Franco, había desertado de una pandilla hace cuatro meses. Además, estuvo preso por diferentes delitos.

En la calle principal del cantón Cujuapa, Cojutepeque, Cuscatlán, fue asesinada Marta Lilian Muñoz, de 46.

También, Isidro Andrés Miranda, de 28, fue asesinado a balazos ayer en la madrugada. El homicidio fue cometido en el caserío Siguatenango, cantón San Isidro, en Panchimalco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación