Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a cinco jóvenes en fiesta de graduación de infante en Usulután

La masacre ocurrió en caserío El Alacrán de Usulután. El múltiple crimen fue perpetrado por al menos 12 hombres que vestían ropa oscura

ctv-lya-masacre-santa-elena-usulutan01

Vista del lugar donde fueron asesinados cinco personas en Santa Elena, Usulután | Foto por elsalv

Lo que inició como una celebración de graduación de preparatoria, terminó en tragedia en una vivienda del caserío El Alacrán en el municipio de  Usulután,  sitio en el que al menos 12 sujetos acribillaron y provocaron la muerte a cinco jóvenes y lesionaron a cuatro personas más.

El crimen ocurrió alrededor de las 9:30 de la noche del lunes, a un costado del baipás usuluteco, en la calle antigua al municipio de Santa Elena.

En la vivienda, habitada por Petronila Herrera y su familia,  se celebraba la graduación de preparatoria de una niña, quien según la versión de familiares, resultó lesionada y fue trasladada a un centro asistencial antes de la llegada de la Policía, que  no confirmó esa información.


Víctimas
Las víctimas mortales fueron identificadas como   Luis Alonso Juárez, de 18 años, Nelson Mauricio Rodríguez, Enrique Juárez, de 22 años,  Geovany  Quintanilla de 25 y Kevin Díaz.  

Este último, según versiones extraoficiales, era estudiante de bachillerato en Salud en Usulután.Todos los asesinados y lesionados eran vecinos y residían en El Alacrán.

Familiares de las víctimas confirmaron que la fiesta ya  había finalizado cuando ocurrió el ataque.

La Policía aseguró que el crimen múltiple fue perpetrado a las 9: 30 de la noche y coinciden con la familia de las víctimas, que fue tras la celebración de la graduación.

“Ya había terminado la fiesta y los jóvenes estaban departiendo cuando llegaron sujetos  vistiendo ropas oscuras y armas de grueso calibre y les  dispararon”, dijo el oficial de servicio de la Policía de Usulután.

Agregó que al menos  tres de las víctimas tenían relación con pandillas y que en la zona donde ocurrió el crimen hay presencia de la MS.
Según las autoridades, las víctimas estaban departiendo bebidas alcohólicas cuando fueron sorprendidas por sus atacantes, quienes portaban armas largas.

En la escena se encontraron casquillos de escopeta y de pistola. 

Policía confirmó  que tres de los jóvenes perecieron en el instante, mientras que dos más murieron en el hospital San Pedro de la cabecera usuluteca.

La Policía descartó que entre los asesinados hubiese personas vinculadas a la Fuerza Armada o  extranjeros.

Con lo que se desmintió los rumores que circularon en redes sociales de que entre las víctimas había un ciudadano canadiense y dos exsoldados.

“Lo que le puedo confirmar es que tres de los jóvenes eran miembros de pandilla, de lo del extranjero o soldados, no hay nada”, dijo una fuente ligada a la investigación.

Sin embargo, allegados a las familias de las víctimas aseguraron que uno de los jóvenes había viajado recientemente a Canadá, pero  de vacaciones.

La Policía  también  informó que en el incidente resultaron lesionadas Juana Lemus del Cid, de 68 años, Teresa Petronila Herrera, de 27 años, Yesenia Romero Melara de 27 años y Rafael Antonio Gutiérrez Quintanilla, de 11.

En el caso de Lemus del Cid, hasta el cierre de la nota su condición era delicada, según las autoridades policiales.

Testigo silencioso
Debido a que la inspección ocular de la escena por parte de las autoridades  se alargó hasta horas de la mañana del martes, los cuerpos de los asesinados fueron llevados a la morgue de Medicina Legal hasta pasadas las 6:00 A.M.

Por  esa razón, el caserío lucía desolado . Incluso, en la vivienda en donde ocurrieron los crímenes no había nadie.

En la casa  aún se observaban las sillas, platos de comida y aparatos de sonido que usaron en la celebración y que tras el ataque, quedaron tirados en el suelo y en total desorden.

También era visible los charcos con rastros de sangre que se acumulaban en el patio de la casa, como también pedazos de una de las piñatas que quebraron para celebrar la graduación de la infante.

En las casas vecinas tampoco se observaban personas, quizá para evitar que les preguntaran sobre lo que se escucharon u observaron.

Un familiar de las víctimas aseguró que la presencia de pandilleros en la zona es notable, que él le advirtió a sus seres queridos que no hicieran fiesta para evitar problemas, pero que no le hicieron caso. 

“Ahorita están en Medicina Legal reconociendo los cuerpos, por eso está solo, todo el mundo está allá”, dijo.  

El pariente confirmó que los restos de las cinco víctimas serán velados en El Alacrán, sitio que los vio nacer.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación