Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a cinco hombres en río de San Lorenzo

Cuatro murieron en el lugar y otro en un hospital, dijo la PNC

Policías e investigadores protegieron la escena que se procesará hasta hoy por las condiciones del lugar.

Policías e investigadores protegieron la escena que se procesará hasta hoy por las condiciones del lugar.

Policías e investigadores protegieron la escena que se procesará hasta hoy por las condiciones del lugar.

Los gritos y súplicas que hacían las hijas de don Luis a un grupo de pandilleros para que no lo mataran eran en vano. Se perdían entre los abundantes árboles y la soledad que rodean el río, situado en una zona limítrofe entre Guatemala y El Salvador.

Las más apesadumbrada era Rosa (nombre ficticio) de 8 años. Rogaba a los asesinos que no mataran a su padre porque "lo quería tener el otro año con ella".

Nada importó. Un grupo de pandilleros sometieron a seis hombres que se bañaban en el río. Los obligaron a acostarse boca a bajo y luego les dispararon en la cabeza.

Cuatro murieron en el lugar, otro fue trasladado hacia el hospital de Chalchuapa donde murió cuando era intervenido por los médicos, y otro más solo resultó con un rozón en la cabeza y no hubo necesidad de trasladarlo a un hospital, según informaron policías y fiscales que procesaron la escena.

Las víctimas fueron identificadas como Luis Ermilo Enrique Ruiz, 46 años y Ermilio Nehemías Enrique Jiménez, 14 (padre e hijo). Rafael Amando Jiménez Amaya, 17; Ever Oseas Fajardo Lemus, 19; Oved Isaías Fajardo Lemus, de 22 (hermanos).

Todos los muertos eran familia, ya que algunos eran cuñados y yernos. Estos dos últimos eran residentes en el cantón Cerrón Blanco, siempre del municipio de San Lorenzo.

Otro hombre y tres mujeres más se encontraban bañándose con las víctimas mortales al momento del ataque.

Sin embargo, los sujetos solo se dirigieron a los hombres y ellas se retiraron varios metros para no ser alcanzadas por los disparos.

Otros turistas que se bañaban varios metros adelante corrieron y se refugiaron en piedras y árboles. Los sujetos corrieron por las veredas y montañas.

Policías de la Unidad Antipandilla llegaron al auxilio y encontraron con vida a don Luis. Los agentes lo auxiliaron y lo cargaron varios metros pero derramaba demasiada sangre y murió. Para sacar a los heridos los policías tenían que caminar 10 minutos aproximadamente en veredas para llegar hacia las patrullas.

Los policías patrullaron la zona, pero afirmaron que "lo más seguro es que los sujetos hayan huido hacia Guatemala".

La masacre fue cometida a la 1:00 de la tarde en un río del caserío Los Silva, del cantón Las Pozas, en el municipio de San Lorenzo, Ahuachapán.

Familiares de las víctimas dijeron que don Luis era zapatero y a veces trabajaba la tierra. Su hijo, yerno y otros parientes, también eran agricultores. Desde temprano prepararon el viaje hacia el río donde muchos pobladores acuden después de la Nochebuena.

Ataque sería en supuesta venganza de pandilleros

Fuentes de la Policía dijeron que al parecer la masacre de ayer podría ser en venganza por los constantes ataques armados que se cometen en la zona entre pandilleros.

Los detectives afirmaron que el 13 de diciembre fueron asesinados dos hombres en la colonia Los Amates, del caserío El Zaral, cantón San Juan Buena Vista. Otro más resultó herido.

En ese hecho, las víctimas mortales al parecer eran pandilleros de la 18 y entre ellos había un cabecilla.

Dos días después, los mareros de la San Juan Buena Vista llegaron a vengar la muerte de sus compinches a la colonia donde vivían las víctimas de ayer; sin embargo, no encontraron a nadie, pero sí mataron a un conocido de las víctimas.

"Nosotros creemos que la masacre ha sido cometida en venganza del doble homicidio. Los mareros así actúan", expresó un policía de la zona.

Los familiares de las víctimas dijeron que sus parientes no eran pandilleros y afirmaron que sus parientes eran quienes tenían el gasto económico de la casa. Hoy quedan cinco niños en la orfandad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación