Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a un alumno de 15 años y hieren a hermano

Fueron atacados frente a la escuela Francisco Campos, en el barrio San Esteban, en San Salvador.

ctv-hqm-imagen-homicidio-estudiante15

El padre de William David carga la mochila y zapatos de su hijo, quien fue asesinado frente a su escuela. | Foto por Marlon Hernández

Dos hermanos de 15 y 14 años  se disponían a ingresar ayer al Centro Escolar Francisco Campos cuando fueron atacados a balazos por varios pandilleros.

La institución está situada en el  barrio San Esteban, cerca de la calle conocida como de La Amargura, en el centro de San Salvador.

En la balacera -registrada pasada la 1:00 de la tarde- murió de inmediato William David. Su hermano menor resultó herido y fue llevado a un hospital. Hasta las 3:30 de la tarde, sus familiares aseguraron que sabían que lo estaban operando y que, según los médicos, su condición era estable.


Cuando las autoridades procesaban la escena del homicidio, la madre de las víctimas contenía el llanto mientras le contaba a sus allegados que, antes de salir  a trabajar, les  recomendó a sus hijos que, si  llovía por la tarde, mejor no fueran a la escuela.  


Como no llovió, los hermanos decidieron asistir a sus clases.


La doliente aseguró que sus  parientes no se metían en problemas y tampoco le habían dicho que tuvieran problemas con alguien o que tuvieran temor de ir a estudiar.

Un jefe policial señaló que preliminarmente se sabía que ninguno de los hermanos tenía vínculos con pandillas. 


Según la fuente, una de las hipótesis del hecho es que los adolescentes vivían en una zona donde hay una pandilla y estudiaban en un lugar donde delinquía el bando rival.


Capturan a sospechosos
Tras el ataque, las autoridades realizaron un operativo y retuvieron a tres hombres bajo sospechas de que habrían participado en el hecho.


Además,  los agentes allanaron una tortillería situada a  unos 100 metros de la escuela y encontraron oculta un arma de fuego. 


La Policía aprehendió a una mujer que estaba en el negocio porque no tenía los permisos para portar la pistola.


Mientras las autoridades trabajaban en la escena del asesinato contra el estudiante, al otro extremo de la calle de La Amargura, frente a la Iglesia El Calvario, fue ultimado a balazos otro vendedor informal.

El hombre, quien no fue identificado por las autoridades, se convirtió en el cuarto comerciante asesinado, en menos de siete días.

Entre el miércoles y el viernes de la semana anterior, fueron ultimados un vendedor de tomates y otro de verduras en los alrededores del mercado Central.

Además, en el mercado de mayoreo La Tiendona fue asesinada a balazos una distribuidora de papas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación