Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a agricultor por no pagar $50 por derecho de paso

La víctima decidió encarar a los pandilleros que le reclamaban el derecho de circular. En Colón, otro adulto de 65 años fue asesinado

Policías inspeccionan el lugar donde ayer fue asesinado Nicolás López Martínez, por supuestos pandilleros. Foto EDH / D. Urquilla

Policías inspeccionan el lugar donde ayer fue asesinado Nicolás López Martínez, por supuestos pandilleros. Foto EDH / D. Urquilla

Policías inspeccionan el lugar donde ayer fue asesinado Nicolás López Martínez, por supuestos pandilleros. Foto EDH / D. Urquilla

El asesinato de Nicolás López Martínez, de 63 años, ha dejado consternados a los pobladores del caserío Camalote del cantón Cujuapa, en Cojutepeque, Cuscatlán.

La víctima, un agricultor de la zona, fue interceptado ayer en la madrugada por presuntos pandilleros que operan en ese lugar cuando regresaba de hacer trabajos en una de sus propiedades y le dispararon en varias ocasiones.

El crimen fue reportado a eso de las 7:00 de la mañana, según reporte de la PNC.

Algunos conocidos del sexageniario comentaron que López Martínez había sido amenazado, hace aproximadamente un mes, por un grupo de mareros para que dejara de pasar por dicha región.

La razón, de acuerdo a algunos allegados, fue porque este se negó a pagar los 50 dólares "por derecho de paso" impuesto por pandilleros a los pobladores de los caseríos El Cusuco, Los Marroquines y El Camalote, todos del cantón Cujuapa.

"Ya le habían dicho a él que si subía de madrugada o bajaba a las 7:00 de la noche tenía que pagar 50 dólares para dejarlo pasar, si no, no lo dejaban (transitar)", declaró un amigo del agricultor.

Muchas veces la víctima tenía que buscar otros caminos, hasta por barrancos, para evadir las áreas donde se ubicaban los delincuentes.

"(Un día) le hablé y me dijo que iba pasando por un barranco y que por eso no me podía hablar, porque se le va la señal del teléfono", dijo un conocido.

Cansado del acoso de los supuestos pandilleros, el señor decidió enfrentarlos de forma verbal: "¡No, muchachos, ustedes están jóvenes. Trabajen!", fueron las palabras que les habría dicho, detallaron fuentes cercanas.

A raíz de este asesinato, pobladores de la localidad dijeron sentir más temor que nunca y lamentaron la poca presencia policial en el sector.

Al respecto, se buscó confirmar las denuncias de los ciudadanos acerca del cobro del paso, por mareros del lugar, y si esa podrían haber sido la causa del homicidio de López Martínez.

Sin embargo, las fuentes policiales solo se limitaron a confirmar la presencia de pandilleros. También se le consultó a la representante de la Fiscalía, pero tampoco quiso dar declaraciones.

El asesinato del agricultor López Martínez es uno de los 11 ó 12 que a diario son cometidos, explicó la semana anterior el ministro de Seguridad, Benito Lara, durante la graduación de 303 nuevos policías.

Por su parte, según estadísticas oficiales, entre la noche del viernes anterior y el domingo fueron cometidos 34 homicidios a nivel nacional.

El viernes hubo 12 asesinatos, en tanto que el sábado y domingo, 11 personas fueron asesinadas.

Mientras que ayer, además de López Martínez, las autoridades reportaron el asesinato de otro adulto mayor en la finca Los Cedros, en el municipio de Colón, departamento de La Libertad.

La víctima fue identificada como Celedonio Coreas, de 65 años, quien fue ultimado con arma blanda, indicaron autoridades.

Hubo otros homicidios

En otro hecho, las fuentes fiscales informaron del asesinato de Jesús Peña Claros, de 38, en la colonia Las Palmeras de Puerto El Triunfo, Usulután, donde los índices de asesinatos se han disparado en los últimos dos meses.

Mientras que en el caserío Hacienda Vieja del cantón Plazuelas, jurisdicción de Nombre de Jesús, Chalatenango, fue asesinado con arma de fuego un hombre cuya edad no fue proporcionada por las autoridades.

También, otro crimen fue registrado en el cantón Los Llanitos, en Ilobasco, Cabañas. Allí, la Fiscalía confirmó el homicidio con arma de fuego de David Mercado Orellana, de 19, quien al parecer era miembro de pandillas.

Un asesinato que conmocionó a El Salvador

El domingo anterior, El Diario de Hoy publicó la noticia sobre el asesinato de un niño de 10 años identificado como David Orlando Orellana.

El menor fue privado de libertad durante la tarde del viernes pasado, cuando regresaba de la escuela a su vivienda, en una zona rural del municipio de Santa Cruz Michapa, en Cuscatlán.

De acuerdo con las primeras investigaciones, David regresaba junto a varios niños más pero se quedó rezagado debido a que pasó a una tienda a comprar tortillas para cenar.

David vivía solo con su abuela, pues sus padres emigraron hacia Estados Unidos. Estos, explicaron familiares del pequeño, intentaron llevárselo para aquel país, pero el niño no quiso irse por no dejar sola a su abuelita.

Cuando la noche cayó y David no llegó a su vivienda, familiares y vecinos iniciaron la búsqueda, la cual suspendieron bien entrada la noche. Al siguiente día que la reanudaron, encontraron el cadáver de David enterrado a poca profundidad.

El cuerpo del niño estaba mutilado y desnudo. Los asesinos, presuntos pandilleros de la mara Salvatrucha, dejaron el uniforme del menor a un lado del cuerpo, dentro de la tumba.

Cerca de donde estaba el cadáver, las autoridades encontraron uniformes similares a los que usan los agentes de seguridad municipal.

De acuerdo con fuentes policiales, a David lo mataron por estudiar en una escuela donde domina la mara 18. El menor vivía en un sector donde predomina la MS.

A los desaparecidos les cambian ropa

Fuentes policiales indicaron que, posiblemente, los asesinos de David vestirían su cadáver con los uniformes de agentes municipales que hallados cerca.

La anterior, afirman las fuentes, es una modalidad que están usando los pandilleros que entierran a los desaparecidos para dificultar más la identificación de los cuerpos por parte de los parientes.

La semana anterior el ministro de Seguridad, Benito Lara, prometió que esta semana la población comenzaría a percibir la implementación de nuevos planes en el combate a la criminalidad reforzando puestos policiales, entre otras actividades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación