Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Matan a agricultor en Nahuizalco

Víctima llegó de visita junto a su novia a una colonia que se supone es asediada por pandillas

Comandos de Salvamento llegan al lugar donde José Contreras fue asesinado ayer tarde. Foto EDH / CORTESÍA COMANDOS

Comandos de Salvamento llegan al lugar donde José Contreras fue asesinado ayer tarde. Foto EDH / CORTESÍA COMANDOS

Comandos de Salvamento llegan al lugar donde José Contreras fue asesinado ayer tarde. Foto EDH / CORTESÍA COMANDOS

La ola de violencia acabó ayer tarde con la vida de dos personas en San Salvador y Sonsonate.

En Nahuizalco, Sonsonate, asesinaron a Walter Armando Reina Morán, de 35 años.

La oficina fiscal de Sonsonate informó que Reina Morán, quien según su DUI es un agricultor, había acompañado a su novia a visitar a una amiga que reside en la colonia Canaan de Nahuizalco.

Reina Morán esperaba a su novia en su vehículo y de repente dos hombres se le acercaron para dispararle. No hubo tiempo de auxiliarlo para llevarlo al hospital porque su muerte fue de inmediato, según el informe fiscal.

Hasta ayer tarde, las autoridades desconocían los móviles del crimen, pero no descartan de que los atacantes hayan sido pandilleros que mataron a Reina Morán por ser un desconocido en la zona.

La segunda víctima de la violencia, José Jeremías Contreras, de 36 años, fue acribillado a balazos en el pasaje Uno, entre la 9a. y 11a. Calle oriente de la colonia La Merced, en las cercanías del parque Centenario.

Familiares contaron a la Policía que Contreras estaba en su casa situada en la comunidad San Judas, cercana al sitio del asesinato, y recibió una llamada telefónica a su celular aparentemente de alguien conocido por él.

Después de terminar la llamada, Contreras salió de inmediato de su casa en bicicleta, sin decir hacia dónde iba, y al llegar al sitio fue acribillado a balazos por no menos de tres hombres. Socorristas de Comandos de Salvamentos, cuya sede se encuentra cerca de donde se produjo el crimen, salieron a auxiliar a la víctima, pero al llegar, Contreras estaba muerto.

En el sitio había más de una decena de casquillos de arma corta. También habían proyectiles sin percutar. La víctima pudo haber recibido no menos de 10 balazos, según Comandos de Salvamento.

Fuentes de la Policía aseguraron que Contreras tenía unos cinco años de haberse retirado de la mara Salvatrucha (MS) y ahora se había convertido en un comerciante en pequeño en el mercado La Tiendona.

Familiares dijeron a la Policía que desconocían quién quería hacerle daño a Contreras, porque él no les había comentado si tenía algún problema o enemistad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación