Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 masacres consternan a los salvadoreños en los últimos años

El hecho más grave fue la quema del microbús de la Ruta 47 en Mejicanos, donde murieron 17 personas

5 masacres consternan a los salvadoreños en los últimos años

5 masacres consternan a los salvadoreños en los últimos años

5 masacres consternan a los salvadoreños en los últimos años

En los últimos trece años se han registrado centenares de masacres que han conmovido a la población salvadoreña, y que han obligado a las autoridades de turno a impulsar reformas penales tendientes a sancionar de forma drástica a los grupos ilegales responsables de esos hechos.

La mayoría de esas matanzas han sido cometidas por las pandillas, ya sea por rencillas entre esos grupos o por represalias en contra de personas con las que han tenido algún tipo de problema.

La masacre más grave y con una alta dosis de violencia registrada en el país y que despertó el repudio generalizado de la población se produjo la noche del 20 de junio de 2010 en la colonia Jardín de Mejicanos, en la capital.

Un microbús de la Ruta 47 con más de 30 pasajeros a bordo fue incendiado por pandilleros de la mara 18, en el hecho murieron 17 personas calcinadas y otras 15 sufrieron quemaduras de distinta gravedad.

El atentado fue cometido en represalia por la muerte de uno de sus integrantes por parte de la mara salvatrucha (MS), un día antes de la quema del microbús.

Las intenciones de los pandilleros eran asesinar solo al motorista y al cobrador, pero después, el cabecilla de la pandilla Gustavo Ernesto López Huezo, ordenó a los otros mareros quemar el microbús con los pasajeros dentro, porque según él, todos residían en la colonia Montreal y finca Argentina, lugares donde supuestamente operaba la pandilla contraria.

Mientras el microbús ardía en llamas con los pasajeros dentro, otros pandilleros disparaban contra el mismo para evitar de que las víctimas desesperadas, intentaran escapar del fuego.

Por esa masacre, los tribunales de justicia condenaron a seis pandilleros, entre estos dos menores.

A éstos últimos los sentenciaron a purgar cinco y 15 años de prisión.

Además, el Tribunal Antimafia de Sentencia de San Salvador en septiembre del año pasado condenó a 66 años de prisión a López Huezo considerado el autor intelectual de la quema del microbús y también a Juan Antonio Borja Alvarado y Éver Alexis Martínez.

Rafael García Barbero fue condenado en esa ocasión a tres años de prisión, en calidad de encubridor de la referida matanza.

Masacran a 10 personas en cervecería

La noche del 1 de noviembre de 2001, un grupo de pandilleros con armas largas asesinó a diez personas, seis hombres y cuatro mujeres, que se encontraban en una cervecería situada sobre el pasaje Vilanova entre la 8a. y 10a. Avenida Norte a inmediaciones del parque Centenario, en San Salvador.

Las autoridades policiales manejaron la versión de que el homicidio colectivo fue producto de las rencillas entre pandillas.

Las investigaciones revelaron que los seis hombres eran integrantes de la mara 18; mientras que a las mujeres, quienes se supone eran prostitutas, las mataron para no dejar testigos.

Dos años después, el Juzgado Quinto de Sentencia les impuso 75 años de prisión a tres pandilleros de la Mara Salvatrucha (MS) como responsables de esa masacre.

Además les ordenó a los tres homicidas a pagar 15,000 dólares a los familiares de cada una de las víctimas.

Acribillan a familia en Plan de La Laguna

La madrugada del 2 de junio de 2006, pandilleros de la comunidad Las Palmas asesinaron con barbarie a dos mujeres y a tres niños en una calle del Plan de La Laguna, Antiguo Cuscatlán.

En esa oportunidad murieron los hermanos Dani Alexander, Luis Alfredo y Mayra Lisseth, de 12, 2 y 15 años, respectivamente.

También murió Vilma Esperanza S., de 40 años y madre de los niños y quien estaba embarazada, y otra mujer. Lo conmovedor del hecho fue que el niño de 12 años murió abrazando al pequeño de dos años, en señal de que quería protegerlo de la lluvia de balas. Pero fue en vano.

El ataque se produjo en los momentos en los que las dos mujeres instalaban una venta de pupusas en una de las aceras del referido lugar.

La masacre fue ordenada por cabecillas pandilleros recluidos en el penal de Cojutepeque, Cuscatlán; porque el padre de los menores, aparentemente había testificado en un juzgado, en contra de varios mareros por un robo que le habrían hecho en su casa.

Seis mareros fueron condenados, entre estos César Daniel Renderos, quien planificó el ataque armado.

La tarde del 2 de febrero de 2010, un grupo de hombres armados acribilló a balazos a siete pandilleros que departían en una quebrada en las afueras de Suchitoto, Cuscatlán. Este hecho está en la impunidad.

Otro hecho violento que despertó el repudio de la población se registró la mañana del 23 de mayo pasado en un bus de la Ruta 302 en la autopista al aeropuerto de Comalapa.

Dos custodios, un agente de la policía, dos pasajeros y una vendedora; que viajaban en el autobús, murieron en el cobarde ataque. Esta masacre se encuentra impune.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación