Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Masacran a cuatro supuestos pandilleros en Santa María Ostuma

Tres hombres y una mujer fueron acribillados a balazos la madrugada de ayer

Autoridades procedieron ayer a recoger los cuerpos de las cuatro víctimas. Las autoridades los vinculan a estructuras delictivas de pandillas de la zona.Investigadores procesan la escena en una vivienda ubicada en el barrio Las Delicias en Santa Marí

Autoridades procedieron ayer a recoger los cuerpos de las cuatro víctimas. Las autoridades los vinculan a estructuras delictivas de pandillas de la zona.Investigadores procesan la escena en una...

Autoridades procedieron ayer a recoger los cuerpos de las cuatro víctimas. Las autoridades los vinculan a estructuras delictivas de pandillas de la zona.Investigadores procesan la escena en una vivienda ubicada en el barrio Las Delicias en Santa María Ostuma, La Paz.

Otra masacre se registró la madrugada de ayer en Santa María Ostuma, La Paz. Tres hombres y una mujer, supuestos pandilleros de la mara 18, fueron acribillados a balazos dentro de la vivienda donde dormían. Los atacantes simularon un operativo policial para poder entrar a la casa y masacrar a las cuatro personas.

No menos de cinco hombres vestidos con uniformes oscuros simulando ser policías llegaron a la casa de las víctimas a eso de las 2:00 de la madrugada de ayer. Las víctimas dormían en una casa del barrio Las Delicias, en Santa María Ostuma, La Paz.

El informe de la Policía detalla que los delincuentes tocaron a la puerta de la casa y se identificaron como policías, quienes les habrían dicho a los residentes de la vivienda que abrieran porque realizarían un registro a la casa o de lo contrario iban a entrar a la fuerza.

Sin embargo, una de las víctimas abrió la puerta creyendo de que realmente se trataba de las autoridades policiales.

Al ingresar, los individuos comenzaron a golpear a las cuatro personas y las obligaron a que se lanzaran al suelo y de inmediato los acribillaron a balazos.

Los residentes de la zona al escuchar las detonaciones de los disparos llamaron a la Policía para avisar del incidente, pero al llegar los agentes encontraron los cadáveres de los tres hombres, entre éstos un travesti, y una mujer.

Las autoridades policiales identificaron a los supuestos pandilleros asesinados como Gerardo José Jiménez Cerritos, presunto cabecilla de la mara 18 en Santa María Ostuma.

A las otras víctimas son Evelyn del Rosario, Miguel N., y el menor Milton Geovani N., conocido como Thalía, informó la Fiscalía a través de su cuenta de Twitter.

El jefe de la Policía en La Paz subcomisionado Eduardo Linares explicó que la hipótesis principal que arrojan las investigaciones preliminares es que se trata de rencillas entre pandillas.

Explicó que la casa donde se registró la masacre y donde se supone residía Jiménez Cerritos se encuentra cerca del límite que divide a las dos pandillas.

Algunas de las víctimas ya habían sido capturadas por tenencia ilegal de arma de fuego y por tráfico de drogas, explicó el jefe policial.

Pandillas simulan ser policías para asesinar

El director de la Policía comisionado Mauricio Ramírez Landaverde sostuvo que las víctimas de la masacre estaban "relacionados con una estructura delincuencial ".

Ramírez Landaverde aseguró que las pandillas han cambiado su estrategia para atacar a los pandilleros contrarios, por ejemplo se visten con ropa oscura similares a los de la Policía para confundir a la población de que se trata de agentes policiales en operativos.

Trajo a cuenta el incidente registrado la noche del 26 de mayo pasado sobre la autopista hacia Comalapa, entrada a la colonia Vista Hermosa.

En esa oportunidad, una patrulla de policías intervino un vehículo blanco en el que iban tres pandilleros, quienes al verse copados por los agentes comenzaron a dispararles y los policías respondieron al fuego. A raíz del intercambio de disparos, uno de los pandilleros murió y dos más resultaron heridos.

Agregó Ramírez que los individuos vestían uniformes oscuros y andaban armas de fuego, gorros pasamontañas, y una almádana para poder forzar las puertas.

Explicó que éstos tres pandilleros estaban relacionados con "muchos hechos parecidos ocurridos en Ciudad Delgado, Cuscatancingo y Mejicanos" y agregó que "esto es una muestra de que estos grupos han adoptado esa forma de operar, pero no podemos asegurar tal situación del hecho ocurrido esta mañana (ayer) en Santa María Ostuma y debemos nosotros investigarlo", dijo Ramírez Landaverde en una radio.

No descartó que policías puedan estar vinculados a este tipo de ataques y recordó los agentes detenidos ligados a masacres como la que ocurrió en el cantón El Morral en Puerto de La Libertad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación