Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más dinero a seguridad, pero criminalidad no disminuye

En últimos seis años, ese ramo ha recibido más de $2 mil millones.

Las cifras del Ministerio de Hacienda detallan que el ramo de Seguridad Pública ha recibido 2 mil 228 millones de dólares desde el 2008 hasta este año, pero ese incremento anual no se ha traducido en mejoras en la seguridad ciudadana puesto que la cantidad de homicidios y extorsiones también ha ido en aumento cada año.

Para el próximo año, el ramo de Seguridad Pública espera recibir 390 millones de dólares.

Si se le suma al presupuesto de Seguridad Pública, los fondos asignados al Ministerio de Defensa -que colabora en tareas de seguridad con la Policía- que corresponde a mil 141 millones de dólares para el mismo período, la cantidad de gasto alcanza los 3 mil 221 millones de dólares. Para el 2015, el ramo de Defensa tiene asignado un presupuesto de 148 millones 30 mil dólares.

Paralelamente al aumento del presupuesto al ramo de Seguridad Pública y de Defensa, los homicidios también han ido en aumento, sin que las autoridades de turno hayan sido capaces de frenar esa tendencia al alza desde el 2008. Solo en el año 2012 hubo una leve reducción a raíz de la polémica tregua entre las pandillas.

"Esa visión muy simplista de resumir los problemas a más dinero está comprobada que no funciona... En seguridad por ejemplo, en el 2009 el presupuesto era alrededor de 400 millones de dólares, para este año más de 500 y para el 2015, casi 600 y seguimos con los mismos índices de entre 11 y 12 homicidios diarios que eran los mismos que tuvimos allá por el 2009", dijo Jorge Daboub, presidente de ANEP.

Los datos de la gremial detallan que en 2008 hubo un promedio de nueve homicidios por día, dos años después subió a 12 crímenes diarios y para este año se mantiene en 11 personas asesinadas cada día.

Lo anterior demuestra que el aumento de presupuestos de Seguridad no significa que se van a reducir los homicidios, porque no se trata de un tema solo de recursos, sino más bien de un nuevo enfoque estratégico hacia la impunidad, señala la referida gremial.

"Tenemos excelentes policías, me atrevo a decir que el 95 por ciento de los agentes de la Policía son grandes hombres que dedican su vida a cuidar a los salvadoreños, pero cuando las políticas que establecen las cabezas, cuando las direcciones que establecen son equivocadas, no solo sufre la sociedad, porque no hay seguridad, sino que se desmorona las instituciones, porque se frustran ante la realidad que estamos viviendo", explicó Daboub.

Sostuvo que el gobierno necesita dejarse ayudar para poder enfrentar el embate de la criminalidad, una situación que ha sido ignorada porque muchos sectores han brindado ideas y propuestas sobre muchos temas que simplemente no han sido tomados en cuenta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación