Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 4,200 asesinatos se registraron en siete meses

La violencia aumentó desde marzo cuando el número de homicidios sobrepasó la cifra de 400 mensuales, desde mayo se profundizó al grado que en un solo mes, agosto, se superaron las 900 muertes violentas.

ctv-fhr-homicidio-san-salvador

Sitio del asesinato de una persona en el centro de San Salvador. La ciudad capital sigue encabezando los municipios con el mayor número de homicidios, según cifras del... | Foto por elsalv

En la peor época violenta que haya vivido El Salvador, después del conflicto armado, 4,299 personas fueron asesinadas en siete meses de este año, 20 asesinatos por día, una cifra sin registros en la historia salvadoreña reciente.

Sin duda que los 214 días que corresponden a los meses de marzo a septiembre de este año, serán recordados por muchas familias salvadoreñas como los más nefastos, al menos en los últimos 23 años. 

En el período de mayo a septiembre, la violencia se recrudeció a niveles inimaginables  al grado de que  los números de homicidios superaron los 600 en dos meses consecutivos.

Sencillamente fue una etapa con altísimos índices de criminalidad que sobrepasó la capacidad de reacción de las autoridades policiales.

La cantidad de crímenes registrados entre julio, agosto y septiembre de 2014, por poco se asemeja a la cantidad de asesinatos cometidos solo en el mes de agosto de 2015, según cifras de la Unidad de Acceso a la Información de la Fiscalía General, ya que su unidad de comunicaciones negó el acceso a la información por “instrucción superior”.

Entre julio y septiembre de 2014 se cometieron 1,030 crímenes, pero solo en agosto de este año las víctimas de la violencia llegaron a 918, una cifra sin registros en la historia salvadoreña reciente.

Pero lo que es mucho más preocupante es que al comparar esos tres meses de 2014 con los mismo de 2015, se puede advertir que en este último año se duplicaron los homicidios en esos tres meses. 

El comportamiento de la violencia criminal entre los meses de julio, agosto y septiembre de este año causó 2,064 personas asesinadas, según la referida unidad fiscal, que toma como referencia las cifras de la mesa tripartita que integran la PNC, Fiscalía y Medicina Legal.

El período más grave para la Seguridad Pública del país se tuvo entre el 16 y 29 de agosto, en el que hubo 527 asesinatos, es decir, 38 crímenes por día.

Pero la fecha que ha quedado marcada como la más violenta, por el momento, es  el 22 de agosto, día en el que 50 personas se convirtieron en víctimas de la violencia, según cifras oficiales.

Otras fechas violentas de ese mismo mes fueron el 27 de agosto con 48 muertes violentas;  el 16, 17 y 21 de ese mismo  mes con 42 homicidios cada día; un período en el que quedó reflejado que los planes de seguridad que el Gobierno asegura tener en ejecución, tuvieron su mayor fracaso porque no frenaron la escalada de violencia de las pandillas.

Fuentes de la Policía aseguraron que las maras recrudecieron la violencia como una forma de presionar al Gobierno para negociar los privilegios penitenciarios que les otorgó el Gobierno anterior,  durante la supuesta tregua entre esos grupos terroristas. 

Solo 10 por ciento de  víctimas eran mareros
El informe de la unidad fiscal detalla que de las 2,064 víctimas asesinadas en el trimestre referido, solo 295 fueron reconocidos como pandilleros, 168 de los cuales eran de la pandilla 18  y 127 de la mara Salvatrucha (MS).

Señala la Fiscalía que los datos sobre la cantidad de pandilleros asesinados o que murieron en enfrentamientos con la Policía y militares son provisionales, ya que son datos que se recogen al momento de la inspección del cadáver.  

Esa información puede variar a medida que avanzan las investigaciones, señala la oficina fiscal.

El Sistema de Información y Gestión Automatizada de la Fiscalía  no registra en detalle cuántos pandilleros murieron en enfrentamientos con la Policía o los soldados, ya que no cuenta con esa información.

FGR registra 52 policías muertos a septiembre
Hasta septiembre, los registros de la Fiscalía detallaban que 52 policías habían sido asesinados o muertos en tiroteos con pandillas terroristas en 35 municipios del país.

El informe agrega que 17 de los policías murieron en el departamento de San Salvador; nueve en La Libertad, siete en La Paz, cuatro en San Miguel y cuatro en Santa Ana, tres en Cuscatlán, y los otros en el resto de departamentos del país. 

San Salvador y Apopa son los municipios con el mayor número de crímenes contra policías: seis  homicidios en cada uno de esos dos municipios  y en San Juan Opico,  mataron a cinco agentes.

El 29 de junio pasado se convirtió en el día más fatídico para la corporación policial, con tres de sus integrantes muertos por las pandillas.    

De los 52  agentes de la Policía, solo en 12 casos han sido judicializados y se han realizado 63 capturas, la mayor parte de atacantes son pandilleros que deben  responder por las muertes de los agentes. Los criminales usaron armas de fuego para asesinar a 49 de los 52 policías, según la  Fiscalía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación