Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Más de 400 niños podrían reunirse con sus padres en EE. UU.

Con base a programa de Refugiados o Admisión Condicional para Menores

Funcionarios del Programa de Refugiados explican los avances que ha tenido para reunificar a menores salvadoreños con sus padres que residen legalmente en EE. UU. Foto EDH / D. Marroquín

Funcionarios del Programa de Refugiados explican los avances que ha tenido para reunificar a menores salvadoreños con sus padres que residen legalmente en EE. UU. Foto EDH /...

Funcionarios del Programa de Refugiados explican los avances que ha tenido para reunificar a menores salvadoreños con sus padres que residen legalmente en EE. UU. Foto EDH / D. Marroquín

De las 552 solicitudes de centroamericanos que residen legalmente en Estados Unidos para llevarse a sus hijos, 420 casos corresponden a salvadoreños que han pedido a las autoridades de ese país que incluyan a sus hijos menores en el programa de Admisión de Refugiados de ese país.

"Los niños tienen que tener por lo menos un padre o una madre con un estatus legal en Estados Unidos para que los padres puedan solicitar a sus hijos que viven aquí en el país", dijo Sean Hantak, oficial del referido programa.

Este programa que beneficia a los hijos de guatemaltecos, salvadoreños y hondureños residentes de forma legal en Estados Unidos proporciona una alternativa segura, legal y ordenada al viaje peligroso que realizan niños y adolescentes para llegar ilegalmente a suelo estadounidense a reunirse con sus padres.

"Queremos que tengan una vía legal, segura hacia los Estados Unidos, si es que van en esa dirección a reunirse con sus padres", dijo Claudia Guerra, delegada del Servicio de Ciudadanía e Inmigración en Estados Unidos (USCIS) en El Salvador.

De hecho, la Fiscalía salvadoreña, en conjunto con sus homólogas de Guatemala y México, investigan al menos cinco casos de menores que iban de forma ilegal hacia Estados Unidos, pero fueron secuestrados por grupos armados en alguno de los dos países y sus familiares tuvieron que pagar considerables cantidades de dinero para que fueran liberados.

A este programa solo aplican los salvadoreños que tienen una residencia legal permanente, los que han entrado de forma condicionada, los beneficiados del TPS, los de acción diferida los que llegaron en la infancia, y a los que les han suspendido la orden de deportación. Los padres que residen de forma ilegal no pueden acceder al programa.

El proceso para la admisión de los hijos puede durar entre nueve meses y un año. Los padres pueden acudir a cualquiera de las 350 oficinas de reasentamientos instaladas en 180 ciudades.

Para mayor información, los interesados residentes en Estados Unidos pueden entrar a la página web www.wrapsnet.org/CAMProgram.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación