Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Marero muerto en ataque a policías había matado a un policía en diciembre pasado

"Ya me esperaba una mala noticia. Escogió el mal camino y esa es la consecuencia", dijo la madre de marero muerto.

En el Instituto de Medicina Legal de Santa Ana entregaron el cuerpo del marero muerto. Foto EDH / Jaime Anaya

En el Instituto de Medicina Legal de Santa Ana entregaron el cuerpo del marero muerto. Foto EDH / Jaime Anaya

En el Instituto de Medicina Legal de Santa Ana entregaron el cuerpo del marero muerto. Foto EDH / Jaime Anaya

El viernes por la noche, mientras Juana (nombre ficticio) miraba las noticias sobre un ataque de mareros a un puesto policial en Santa Ana, tuvo la corazonada de que su hijo mayor, un miembro de la MS, era el muerto a quien le habían decomisado un fusil.

Momentos después, otro de sus hijos le mostró una foto que ya circulaba en Facebook, donde aparecía un hombre muerto y un fusil AK-47 al lado del cadáver. De inmediato reconoció a su hijo. Era el marero muerto. Su corazonada se hizo realidad.

Pero Juana dice que era algo que ya se esperaba desde hace varios años, cuando supo que su hijo, Milton Francisco Mendoza, era miembro de la MS.

A Milton no lo crió Juana, sino la madre de ella. "Ella no lo supo educar. Ella tiene parte de culpa", dijo la mujer con semblante sereno, mientras ayer esperaba que le entregaran el cadáver de su hijo, ese de quien muchos se han expresado con odio en Facebook, en una cuenta de un miembro de la corporación policial que subió la foto.

Huyendo de la policía

Ayer, Juana contó a El Diario de Hoy que su hijo tenía unos tres meses de haber desaparecido de El Congo. Ella no sabía cuál era su paradero. Incluso, no se asomó a conocer a su hija, una niña recién nacida. "Ni la fue a asentar", comentó Juana.

Ayer, Juana no lloraba. Más bien parecía reconfortarse explicando que sus otros dos hijos, a quien ella crió, son jóvenes trabajadores y apartados de la delincuencia.

Juana estaba consciente de que su hijo era marero y por ello esperaba de él cualquier mala noticia.

Lo que quizá Juana no sabía es que Milton había participado en el asesinato de Yovany Fuentes Trujillo, un agente policial, el 30 de diciembre anterior en el cantón El Tinteral, del municipio de Coatepeque, departamento de Santa Ana, según informó ayer la policía en un comunicado de prensa.

Juana indicó que no le sorprendió la muerte de su hijo. Ni tampoco le sorprende los comentarios que sobre él se hacen en redes sociales. La mujer dice estar consciente de que su hijo no andaba haciendo nada bueno como marero que era.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación