Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maras metieron más ilícitos en las cárceles

Autoridades decomisaron cerca de 11,247 objetos ilegales en 2013

La mayoría de decomisos fue realizado en el penal de Mariona, ya que es el más grande de todas las cárceles. Foto EDH / Archivo

La mayoría de decomisos fue realizado en el penal de Mariona, ya que es el más grande de todas las cárceles. Foto EDH / Archivo

La mayoría de decomisos fue realizado en el penal de Mariona, ya que es el más grande de todas las cárceles. Foto EDH / Archivo

El compromiso que adoptaron las pandillas como parte de la tregua de no meter ilícitos a las cárceles nunca existió. Prueba de ello es que las autoridades de la Dirección General de Centros Penales han decomiso este año 11, 247 objetos ilegales.

Requisas realizadas en la mayoría de cárceles confirman que fueron decomisados alrededor de 1,150 celulares. Junto a los aparatos fueron incautados 995 chips de diferentes compañías, 1,099 baterías, 777 cargadores, 107 micro SD, 17 memorias USB y 926 accesorios.

Las autoridades aseguran que una buena parte de los celulares eran aparatos de última tecnología y con conexión a Internet, a través de los cuales los convictos tenían acceso a las redes sociales. El Diario de Hoy publicó, en varios reportajes, los rostros de los presos que tenían cuentas de Facebook, desde donde ordenaban ilícitos y se comunicaban con sus familiares.

Fuentes penitenciarias detallaron que los móviles fueron encontrados en caletas que los mismos reos hacen para ocultarlos en las paredes.

Además, los enterraban y ocultaban en los reducidos espacios de las celdas.

Droga y armas hechizas

Los presos también siguieron ingiriendo drogas y se armaron para una eventual reyerta. En las requisas hubo decomisos de 4,113 porciones de marihuana.

Hubo, además, decomisos de 35 porciones de cocaína, 175 de crack, 176 corvos, 412 cuchillos, 1,191 punzones, 22 máquinas para hacer tatuajes con cinco agujas y 46 recipientes de tinta.

Las estadísticas de las autoridades reflejan que fue en el penal de La Esperanza, situado en Mariona, donde fue llevada a cabo la mayoría de las incautaciones.

Solo en la referida cárcel fueron incautados 2,732 objetos.

El director de Centros Penales, Rodil Hernández, aseguró que la mayoría de objetos es ingresado por las mujeres en las partes íntimas. Para eso las autoridades han invertido en tecnología de rayos X.

El funcionario asegura que, con ello, no les dañan la integridad a las mujeres, ya que existen muchas quejas de los reos por el tipo de registros que los custodios les hacen a sus familiares cuando llegan de visita.

Hernández agregó que otra de las formas en que son introducidos los objetos es vía aérea. Otros pandilleros que andan en las calles y que están conectados con los presos les lanzan a estos último, en paquetes, los ilícitos por los muros perimetrales.

"Las cárceles son lugares muy vulnerables; por su ubicación geográfica se hace fácil para que los delincuentes lancen objetos ilícitos a los reos. Los objetos los tiran a toda hora del día", dijo el director de Centros Penales.

En el penal de Cojutepeque las autoridades identificaron, hace tres semanas, a un empleado de la alcaldía que lanzó varios paquetes de celulares y droga. El sujeto fue detenido.

Rodil aseguró que las autoridades han trabajado mucho para combatir el ingreso de los ilícitos. A parte de la tecnología, han incrementado patrullajes en conjunto con la Fuerza Armada y ha sido removido personal.

También descubrieron que muchos reos habían encomendado a sus mujeres presas, en el Penal de Mujeres, realizar llamadas hacia afuera de las cárceles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación