Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maras han atacado 47 veces a policías durante este año

Últimos ataques del sábado en Quezaltepeque fueron ordenados desde penal por muerte de cabecilla

Maras han atacado 47 veces a policías durante este año

Maras han atacado 47 veces a policías durante este año

Maras han atacado 47 veces a policías durante este año

Las pandillas han incrementado sus ataques contra agentes de la Policía Nacional Civil. Nada menos el sábado, un agente fue asesinado en una emboscada, cuatro agentes fueron heridos y la subdelegación de Quezaltepeque fue balaceada.

Los pandilleros simularon una emergencia para emboscar una patrulla de la Policía en el cantón San Lorenzo y luego atacaron la sede policial en la ciudad de Quezaltepeque.

Las autoridades de Seguridad externaron ayer su preocupación por el aumento de atentados armados contra miembros de la corporación policial en lo que va del año.

De acuerdo a las autoridades de Seguridad, durante el 2014 hasta el sábado anterior se habían cometido 47 ataques contra policías, 17 más en comparación con el mismo período de 2013.

Agregaron que además de la emboscada a la patrulla policial y la arremetida a las instalaciones de la subdelegación de Quezaltepeque, en San Rafael Cedros, Cuscatlán, también resultó herido de bala un agente durante un intercambio de disparos con pandilleros de la mara Salvatrucha (MS).

Además, un empleado administrativo de Cárcel de Mujeres fue asesinado en la colonia Bosques de San Bartolo, en Ilopango.

"Las pandillas han aumentado su actividad delictiva, se han expandido en organización y presencia en el territorio, han aumentado la penetración social e institucional y han adquirido más armamento de uso militar e involucrado en mayor actividad con el narcotráfico", señalaron.

El gobierno también admitió, ayer, que en el primer trimestre de este año, los casos de homicidios se han incrementado, pues se ha pasado de seis diarios a un promedio de 10.

Asimismo, "existen lineamientos de algunos grupos de pandilla de atacar directamente a policías, militares y empleados públicos" con el fin de presionar al nuevo Gobierno que tomará posesión en junio.

La cartera de Estado hizo un llamado a las diferentes Iglesias, organizaciones no gubernamentales, universidades y a los sectores económicos, políticos y sociales, para que se unan y cierren filas en contra de la violencia.

Mediante un comunicado, las autoridades de Seguridad dicen que están desarrollando el "Plan de Pacificación Nacional" para contrarrestar estos ataques.

¿Quién era el policía que murió en la emboscada?

Winni, como cariñosamente era conocido entre sus compañeros, el policía José Fredy Ramírez García, asesinado en una emboscada en Quezaltepeque, había recibido su última felicitación el jueves debido a su buen trabajo comunitario en el cantón Primavera Abajo de ese mismo municipio.

La tarde de ese día, el jefe de la subdelegación lo felicitó por el trabajo comunitario que estaba realizando, junto a tres policías más, en el referido cantón.

Winni tenía 29 años y era la esperanza económica de sus padres que viven en un cantón de San Antonio del Monte, departamento de Sonsonate, con quienes vivía el agente policial.

El policía, quien tenía cinco años de servicio en la Policía Nacional Civil (PNC), murió asesinado la noche del sábado por disparos de fusil M-16 y escopetas cuando se dirigía junto a otros compañeros a atender una llamada de emergencia que consistía en trasladar a un anciano desde la hacienda San Lorenzo hasta el Fosalud de Quezaltepeque.

La emboscada, aparentemente, no estaba dirigida contra policías de la subdelegación de Quezaltepeque, sino para que cayeran en ella agentes del puesto de San Matías, municipio vecino de Quezaltepeque.

Pero, como sucede en muchos puestos policiales, en el de San Matías no tenían vehículo policial para ir a verificar el supuesto llamado de auxilio. Por esa razón fue que les ordenaron a los agentes que andaban en carropatrulla 04-2986 para que fueran a verificar la información.

Pero en el camino fueron atacados por al menos cuatro pandilleros armados con fusiles M-16 y escopetas, informó una fuente policial del lugar.

De inmediato cayeron tres policías heridos, el más grave era Ramírez García. El resto logró reaccionar y los pandilleros se retiraron.

Los tres heridos fueron trasladados a un centro asistencial pero Winni no resistió. Murió cuando era atendido en un hospital.

Minutos después de la emboscada en la hacienda San Lorenzo, varios pandilleros a bordo de un vehículo ametrallaron la subdelegación de Quezaltepeque. En este hecho resultó lesionado otro agente, confirmó el Ministro de Justicia y Seguridad.

Los tres agentes lesionados se encuentran fuera de peligro, indicaron informantes de la corporación policial.

De acuerdo con fuentes policiales, el ataque fue ordenado desde un centro penal en represalia por la muerte de un cabecilla de la pandilla 18 en un intercambio de disparos con policías.

Por los dos ataques a policías en Quezaltepeque, la PNC informó que ha capturado a 10 miembros de dicho grupo y decomisado el auto desde el cual dispararon contra la subdelegación.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación