Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maras amenazan explotar granadas en cuatro escuelas en Metapán

Por temor, padres de familia dejaron de enviar a sus hijos a clases tres días, la semana pasada

Pandillas han amenazado con lanzar granadas a centros educativos si no les entregan 5,000 dólares. Fotos EDH / Carlos Menjívar

Pandillas han amenazado con lanzar granadas a centros educativos si no les entregan 5,000 dólares. Fotos EDH / Carlos Menjívar

Pandillas han amenazado con lanzar granadas a centros educativos si no les entregan 5,000 dólares. Fotos EDH / Carlos Menjívar

Más de cuatro mil estudiantes, maestros y directores de cuatro centros educativos de Metapán, en Santa Ana, reciben e imparten clases bajo la zozobra de que en cualquier momento serán atacados con granadas o serán asesinados, como lo han hecho saber supuestos pandilleros a directores, a través de escritos anónimos.

"Los directores de cuatro escuelas han recibido cartas, enviadas por supuestos pandilleros, por medio de las cuales, por primera vez en Metapán, exigen el pago de 1.25 de dólar por cada alumno matriculado; en una segunda carta, demandan cinco mil dólares, y deben ser reunidos por los cuatro centros escolares", denunció Francisco Zelada, secretario general del Sindicato de la Educación Rural, Urbana y Urbana Marginal (Simeduco).

El anónimo advierte que de negarse a cumplir con la exigencia, los supuestos mareros amenazan con lanzarles granadas o bombardear los centros educativos, además asesinar a los profesores, al tiempo que indican "que saben con quienes comenzar y seguidamente matar a estudiantes".

Muy asustados los padres de familia dejaron de enviar a sus hijos a clases durante tres días, la semana pasada.

"Yo lo que supe fue que habían mandado una carta amenazando a los escolares, a raíz de eso hemos tomado la decisión de venir a dejar y traer a nuestros hijos", expresó una madre ayer en las afueras de una escuela amenazada.

"A nosotras no nos han dicho nada. Yo dejé de mandar a clases a mi hija porque me da temor que les vaya a suceder algo adentro de la escuela", expresó a El Diario de Hoy la madre de una estudiante.

La progenitora aseveró que el director de la escuela los había convocado a una reunión, pensaron que era para ponerlos al tanto de la amenaza, pero de eso no les dijeron nada.

En la reunión, los maestros pidieron a los padres de familia que fueran a dejar y traer a sus hijos, no importa si no eran pequeños.

"Nos recomendaron que cuidáramos más a los niños y adolescentes para evitar molestias, pero del verdadero problema no nos dijeron nada", reclamó la madre.

Ayer en Metapán, decenas de padres de familias esperaban la salida de sus hijos en las afueras de una escuela en cumplimiento al llamado que días antes hicieron las autoridades educativas locales.

Del problema ha sido notificado el director departamental de Educación de Santa Ana pero, según Simeduco, el funcionario, quien por su seguridad declinó identificarse, negó que sea él, la autoridad competente para imponer sanciones a los maestros que no se presenten a dar clases.

"Eso no nos corresponde a nosotros, la primera instancia es el director de cada centro educativo ", explicó.

Sin embargo, fuentes allegadas a Educación revelaron que el director departamental, en una reunión con los maestros, les ordenó que continúen sus actividades normales y que no denuncien ante nadie la situación por la que están pasando y que no falten al trabajo para evitar sanciones.

"Creemos que las Direcciones Departamentales de Educación revictimiza a los docentes, por lo que pedimos al Ministerio de Educación que solicite la renuncia de estos malos directores departamentales por poner en riesgo la vida de nuestros compañeros, compañeras maestros, y responsabilizamos al Mined de cualquier atentado que puedan recibir nuestros compañeros maestros en sus lugares de trabajo", afirmó el secretario general de Simeduco.

El director departamental negó que le conste haber visto los escritos anónimos, en los que supuestos pandilleros han lanzado sus amenazas a la comunidad educativa de Metapán.

La Policía en el municipio calero confirmó que se ha registrado la amenaza y que se le está dando el tratamiento adecuado y discreción.

Un oficial manifestó ayer que el problema ha pasado desapercibido, pero se está abordando con discreción para no incrementar el pánico en la población.

Entre tanto los directores de los cuatro centros educativos en la mira de los pandilleros, si bien no han negado el problema, han rehusado referirse con detalles al mismo, por temor y lineamientos de la departamental de Educación.

"Los únicos que están autorizados para dar ese tipo de información es el director departamental de Educación en Santa Ana", afirmó una directora que fue consultada por El Diario de Hoy.

Pero dejó entrever que hubo ausentismo escolar, producto de las amenazas de las pandillas; sin embargo, aclaró que las clases en los últimos días "prácticamente habían vuelto casi a la normalidad".

La profesora consideró que la inasistencia de los alumnos no solo se puede atribuir a las amenazas de las maras, sino también a las reuniones con padres de familia que coincidieron con ese fenómeno.

No quiso precisar el porcentaje de alumnos que se ausentó por la amenaza, y remitió a toda persona interesada de conocer más detalles de la situación que se comunique con el director departamental de Educación.

A manera de cuantificar el impacto del terror que las maras han creado en Metapán, el secretario general de Simeduca manifestó que uno de los centros afectados con una matricula de 2 mil alumnos solo asistieron 100 o 200 estudiantes. Otras escuelas con 1,200 y 1,500 estudiantes inscritos, la asistencia fue casi nula.

El director departamental de educación calificó la amenaza como un "chambre", o "especulaciones" y "nosotros hemos decidido que esto no pase a más".

Por lo delicado del caso, el profesor pidió manejar el tema con "mucha precaución" para no entorpecer el proceso que nosotros llevamos".

"Se han tomado todas las medidas legales y preventivas pertinentes", reiteró.

El funcionario departamental negó que los alumnos le hayan manifestado que su ausencia a clases durante tres días la semana anterior, se deba a la amenaza de los grupos delictivos.

"Los director me han comunicado que en la actualidad todo está en completa normalidad", afirmó el director departamental.

"Con todo respeto le pido que ustedes (periodistas) no vayan a intervenir y vayan a entorpecer el proceso que estamos llevando", sugirió el funcionario.

Reiteró que todas las actividades educativas se han restablecido con normalidad en Metapán, "aprovecho la oportunidad para solicitarle a los maestros que han denunciado estos hechos, que tengan confianza, que todo lo tenemos bajo control y que el proceso de investigación sigue su curso como debe ser, dijo el director departamental.

Un subdirector de un a institución educativa dijo que ha recomendado a los padres de familia estar más pendientes de sus hijos, que tengan a la mano los teléfonos de la escuela y se compenetren más en los movimientos de sus hijos.

El fenómeno ha preocupado a los metapanecos, pues este ha sido uno de los municipios que ha permanecido al margen de las pandillas.

En las paredes de las casas, edificios públicos y monumentos no se observan grafitis o machas que tradicionalmente en otros lugares bajo su dominio escriben las pandillas para marcar su territorio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación