Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Maras acosan y restringen paso en Soyapango

Según vecinos, desde el jueves hay restricción al movimiento de personas y actividad comercial

A pesar de la amenaza de los pandilleros, ayer por la mañana se observaba muy poca presencia policial en las colonias de Soyapango, excepto en la zona norte. Las autoridades llaman a la población a no amendrentarse y denunciar los hechos. Foto EDH /

A pesar de la amenaza de los pandilleros, ayer por la mañana se observaba muy poca presencia policial en las colonias de Soyapango, excepto en la zona norte....

A pesar de la amenaza de los pandilleros, ayer por la mañana se observaba muy poca presencia policial en las colonias de Soyapango, excepto en la zona norte. Las autoridades llaman a la población a no amendrentarse y denunciar los hechos. Foto EDH / Mario Amaya.

Una de las pandillas ha restringido la movilización de personas a partir de las 7:00 de la noche en la urbanización Prados de Venecia de Soyapango, según han denunciando sus habitantes.

La medida tiene como propósito impedir el tránsito de personas y vehículos por las calles, aceras y pasajes de la colonia después de las 7:00 de la noche.

La Policía Nacional Civil (PNC) deslegitimó esa amenaza y, aunque algunos agentes consultados dijeron tener conocimiento de la misma, aseguraron a El Diario de Hoy que no han recibido modificación en sus operaciones para contrarrestar estos hechos.

Un policía manifestó que le parecía contradictoria esa directriz porque las rutas que atraviesan dicha colonia están trabajando con regularidad de 4:00 de la madrugada a las 9:00 y 10:00 de la noche.

Además dijo que buena parte de los pasajeros que regresan de sus trabajos a esa hora, son familiares de los pandilleros que han impuesto esa restricción.

Ayer en un recorrido de EDH realizado por diferentes colonias aledañas a la urbanización Prados de Venecia, como la Coruña, Montes de San Bartolo, El Pepeto, Santa Eduviges, Guadalupe y Bosques de Prusia, se observaba un ambiente normal.

Sin embargo, en algunas zonas se veían pandilleros con teléfonos celulares, que hablaban como parte de su mecanismo de alertarse cuando observan movimientos extraños de personas a pie o en vehículos.

Mientras tanto, algunos pobladores se mostraban nerviosos y temerosos.

Un residente de Soyapango afirmó que desde el jueves se observó desierta la zona, se había reducido el tráfico vehicular, peatonal y la actividad comercial en las colonias en mención.

El director y el subdirector de la Policía, Rigoberto Pleités y Mauricio Ramírez Landaverde, en la cuenta de Twitter de comunicaciones de la Policía, descartaron ayer por la mañana toda medida de grupos delincuenciales que inmovilice a los ciudadanos libremente.

"Director y Subdirector General PNC descartan por el momento toque de queda", expresa la cuenta Twitter.

En alusión a las palabras del comisionado Ramírez Landaverde, un cibernauta contestó que eso manifestaban los jefes policiales porque no eran ellos los que vivían en las zonas de dominio de pandillas.

Ayer por la tarde, un oficial de la subdelegación centro de Soyapango informó que habían incrementado el patrullaje en Prados de Venecia para garantizar la tranquilidad de la población que regresa por la noche de sus trabajos.

"Con la presencia policial en la zona, las pandillas no van hacerle daño a las personas y pidió a los ciudadanos a no dejarse amedrentar por estos delincuentes", expresó el oficial de la subdelegación centro de Soyapango.

Ataque en San José II

Para incrementar el temor de los habitantes, dos sujetos armados atacaron a un supuesto compinche suyo, quien al parecer está en proceso de rehabilitación.

La víctima fue identificada como José Marvin O., de 30 años, quien se conducía en una bicicleta. El joven trabaja de panadero y aún lesionado intentó huir en su bicicleta unos 200 metros y cayó desmayado en Montes de San Bartolo IV.

El lesionado quien según la Policía se hallaba estable logró revelar información de los hechos.

De acuerdo con vecinos de la zona céntrica y norte de Soyapango, en los últimos días se han vuelto frecuentes las balaceras en la zona con saldos de personas lesionadas o asesinatos.

Esta amenaza de las pandillas ocurre a pocas semanas de otra que lanzaron en Quezaltepeque, donde el municipio se volvió desierto después de las 7:00 de la noche.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación