Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mara raptó e intentó matar a un vigilante

El incidente ocurrió ayer en Cimas de San Bartolo II, en Tonacatepeque

Entre lomas en la urbanización Cima de San Bartolo II, los agentes lograron rescatar a un vigilante y detuvieron a varios supuestos pandilleros de la mara 18, a quienes vinculan de haberlo raptado y pretender asesinarlo después.

Entre lomas en la urbanización Cima de San Bartolo II, los agentes lograron rescatar a un vigilante y detuvieron a varios supuestos pandilleros de la mara 18, a...

Entre lomas en la urbanización Cima de San Bartolo II, los agentes lograron rescatar a un vigilante y detuvieron a varios supuestos pandilleros de la mara 18, a quienes vinculan de haberlo raptado y pretender asesinarlo después.

Desnudo, vapuleado y desorientado: así es como dejó ayer una docena de pandilleros de la 18 a un supuesto vigilante privado, a quien raptaron cerca del punto de buses de la Ruta 29-E en la urbanización Cima de San Bartolo II, en el límite entre Ilopango y Tonacatepeque.

Una veintena de policías fue desplegada, alrededor de las 10:00 de la mañana, en unos dos kilómetros de lomas y vaguadas de la zona para dar con los delincuentes.

Unos 45 minutos después, los agentes encontraron gravemente lesionado al hombre en un arenal. Los sujetos lo habían dejado completamente desnudo y le habían provocado laceraciones graves en la espalda y glúteos tras haberlo arrastrado por varios metros.

"Prácticamente ya lo tenían listo para matarlo... se veía confundido, por los golpes que le provocaron, y no podía ni pronunciar su nombre", relató uno de los elementos que rescataron a la víctima.

Aunque el supuesto vigilante fue encontrado con el rostro desfigurado, los policías señalaron que tenía unos 25 años y presumían que trabaja como seguridad porque esa fue la información que los pobladores les hicieron.

Además, los policías aseguraron haber visto que, durante la persecución, los pandilleros llevaban una escopeta que aparentemente era la que utilizaba la víctima para desempeñar su trabajo.

Al final del operativo la PNC dijo que no había localizado el arma de fuego, pero sí encontró un arma blanca con la que supuestamente cometerían el asesinato.

Arrestan a 10 pandilleros

Durante la persecución de los integrantes de la mara 18 que raptaron y lesionaron al hombre se escucharon varios balazos en el sector; algunos agentes dijeron que los delincuentes intentaron atacarlos; sin embargo, un subinspector aseguró que fueron los policías quienes dispararon al aire para disuadir a los mareros.

Según la fuente, tras el operativo, que terminó a la 1:00 de la tarde, fueron arrestados 10 hombres, entre ellos uno que aseguró a los oficiales que era menor de edad. Otro de sus cómplices presentaba lesiones en el rostro.

Sobre el móvil del atentado , las autoridades presumen que fue por robarle el arma de equipo o porque se desempeñaba dando seguridad a algunos pobladores de la colonia La Cima de San Bartolo II y eso les impedía delinquir a sus anchas en la localidad.

"En estos días se ha visto que el blanco de los pandilleros son los vigilantes porque con ellos se les hace más fácil robarles sus armas y eso habría pasado en este caso", señaló otro de los agentes.

La zona barrancosa donde fue rescatada la víctima es utilizada por la pandilla para hacer las reuniones donde planifica sus fechorías, según las autoridades.

Las paredes, láminas y hasta árboles de la zona están marcados con el número 18 o con amenazas y palabras despectivas contra los policías.

Los agentes dijeron que ellos ya conocen las lomas y quebradas por donde intentaron escapar los delincuentes y eso permitió que dieran con ellos, a pesar de que estos se dispersaron para intentar despistar a los oficiales.

Contrario a lo que ocurre en otros hechos de violencia en donde personas curiosas se acercan a ver cómo las autoridades procesan la escenas de los ataques, ayer los pobladores de la urbanización continuaron con normalidad sus rutinas, a pesar del amplio dispositivo policial que se realizó en la región.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación