Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mao Mao domina la venta de drogas

Para entrar de noche a la comunidad La Granjita se necesita saber cuál es el santo y seña (clave): una palabra, repetición de cambio de luces... 

Control pandillas

La Avenida Alberto Masferrer en la colonia Escalón, sirve como el límite entre la Mara Salvatrucha y Mao Mao.  | Foto por EDH

La Avenida Alberto Masferrer en la colonia Escalón sirve como el límite entre la Mara Salvatrucha y Mao Mao. 

Había escuchado muchas veces que en la comunidad La Granjita vendía drogas, y creí que ese territorio era la de la Mara Salvatrucha (MS). Por eso aquel día de mediados de noviembre, cuando llegué a la entrada de esa comunidad, donde se juntan la calle la Granjita con el pasaje Valdivieso, y vi aquel rótulo que decía 100% Civiles, me asombré.

Pero un policía de la subdelegación de la colonia Miramonte que encontré patrullando sobre el bulevar Constitución me hizo replantearme lo que ya daba por hecho: que en La Granjita no había maras, que solo era un lugar donde algunos narcos vendían drogas.

Nada de eso. El policía me dijo que la comunidad La Granjita era el bastión, el único, de la mara Mao Mao y que el dominio de esa agrupación era desde la Alameda Juan Pablo II y su prolongación, hasta la calle el Algodón, a pocas cuadras del límite con Mejicanos. Y desde la Masferrer Norte, justo por donde está la estatua del nicaragüense, Augusto César Sandino, hasta el  bulevar Constitución.

Ese era el territorio en el que la Mao Mao tenía presencia, me dijo, pero que también controlaban un poco más al oriente del bulevar Constitución, es decir hasta la avenida Bernal o tal vez un par de calles más al oriente.

Con una buena dosis de incredulidad, recorrí el perímetro que el policía me describió. Resultó ser ciento por ciento real. Aquel letrero de 100% Civiles era nada más una farsa, un despiste.

La mara Mao Mao mantiene presencia en ese cuadro  que comprende varios kilómetros cuadrados del norponiente de la capital, en la que están muchas colonias y muchas lotificaciones.

Sin embargo, a diferencia de la MS y de las dos facciones de la pandilla 18 del centro capitalino, esa agrupación tiene un modo diferente de allegarse ingresos. Según lo que me dijeron los policías, el gran negocio de la Mao Mao no radica en la extorsión si no en la venta de drogas, cocaína, marihuana, crak, etc. 

Vinculados a asesinatos de policías

La Mao Mao es el tercer grupo de pandillas, de cuatro, que domina más territorio. Un sector que protegen de cualquier extraño, de cualquier policía de civil.

Incluso, el pasado 8 de mayo, en La Granjita fue asesinado un policía de la División Antinarcóticos de la Policía, identificado como Wilber Aguilar Santamaría, de 35 años, supuestamente mientras realizaba, encubierto, una operación antidrogas. Esa fue la versión oficial. Pero hay más.

Algunos policías creen que miembros de la Mao Mao podría estar implicados en el homicidio de otro policía, el cometido contra  Wilfredo Ramos Vides, de 32 años.

Este policía estaba destacado en la subdelegación Miramonte y, de momento, hay fuertes sospechas de que otro agente policial de esa misma subdelegación lo  haya entregado a los asesinos. Ese agente está capturado, aunque la Policía no ha revelado nada de eso.

Durante el recorrido por el territorio de la Mao Mao también me enteré que la billetera de Ramos Vides fue encontrada días después precisamente en la comunidad La Granjita.

El hecho de que Ramos Vides haya sido asesinado en territorio dominado por la MSy su billetera la hayan encontrado un en lugar dominado por la Mao Mao, hace sospechar a compañeros de la víctima que ambos grupos, podrían haberse coordinado para cometer el asesinato ¿por qué?

Aún no se sabe. Pero compañeros de Ramos Vides creen que el narcotráfico podría estar detrás de todo eso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación