Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Mandan a prisión a 11 pandilleros por 20 asesinatos

Víctimas fueron enterradas en fosas clandestinas durante la tregua entre maras

Forenses trabajan en la exhumación de cuerpos hallados en un cementerio clandestino en El Limón, Colón. Se recuperaron más de 20 cadáveres de personas desaparecidas. Foto EDH

Forenses trabajan en la exhumación de cuerpos hallados en un cementerio clandestino en El Limón, Colón. Se recuperaron más de 20 cadáveres de personas desaparecidas. Foto EDH

Forenses trabajan en la exhumación de cuerpos hallados en un cementerio clandestino en El Limón, Colón. Se recuperaron más de 20 cadáveres de personas desaparecidas. Foto EDH

El Tribunal de Menores de Santa Tecla encontró ayer culpables a 11 menores de edad de haber asesinado a 20 personas, cuyos cadáveres fueron enterrados en uno de los cementerios clandestinos descubierto en la hacienda El Limón del cantón Lourdes, Colón, La Libertad. Los 20 homicidios se cometieron entre finales del año 2012 y en el transcurso del año 2013, justo en el período en el que estuvo en vigencia la polémica tregua entre las pandillas.

Además de los 20 asesinatos, también fueron procesados por privación de libertad, encubrimiento y agrupaciones ilícitas.

Las pruebas presentadas por la Unidad contra e Crimen Organizado de la Fiscalía confirmaron la participación de los 11 menores, quienes son pandilleros de la mara 18 que operaba en Lourdes, Colón; en los 20 homicidios y en los que también están involucrados unos 12 pandilleros adultos.

Las detenciones de 23 mareros, entre éstos los 11 menores condenados, que son vinculados a este cementerio clandestino se registraron a mediados de mayo del año pasado. Los adultos todavía se encuentran siendo procesados en un juzgado de Instrucción de Santa Tecla, dijo la Fiscalía.

Las investigaciones llevaron a la Fiscalía y a la Policía a descubrir en diciembre del 2013, uno de los cementerios clandestinos más grandes en el que se exhumaron más de 20 cadáveres de personas que desaparecieron durante el período de la supuesta tregua entre las pandillas.

Durante el juicio, los fiscales del caso detallaron que las víctimas eran plagiadas por los pandilleros por considerarlas que pertenecían a la pandilla contraria, y también algunos comerciantes que llegaban a distribuir sus productos al sector de Lourdes.

Entre las víctimas había tres menores de edad, dos mujeres, un vendedor distribuidor de productos, tres trabajadores agrícolas, y dos personas de la tercera edad.

Los menores les daban muerte a sus víctimas, luego mutilaban sus cuerpos, y embolsaban sus partes para irlos a enterrarlos en terrenos escabrosos y en quebradas de El Limón.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación