Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A la maestra asesinada, mareros le mataron una hija en 2009

En diciembre de 2009, una hija de la profesora murió cuando mareros explotaron una granada en una clínica de niños.

Asesinan a profesora en Cojutepeque

Escuela donde daba clases la profesora, asesinada ayer. | Foto por Oscar Iraheta

Escuela donde daba clases la profesora, asesinada ayer.

La colonia Franco de Cojutepeque es dominada por la Pandilla 18, según afirmaciones de la Policía. 

Ayer, en esa colonia, las personas honestas que viven allí se mostraban consternadas al enterarse de que la profesora Sandra Élida Rivera Ángel había sido asesinada por miembros de pandillas.

Algunos de esos vecinos recordaron que, a finales del 2009, los mareros le mataron a una hija, una niña de seis años que se llamaba Verónica Alexandra Rivera.

A Verónica la mataron los miembros de la Mara Salvatrucha que lanzaron una granada M-67 al interior de una clínica para niños. Esto fue el 28 de diciembre de 2009, rememoraron algunos vecinos.

En ese mismo hecho murió un hijo y la mujer de un policía antinarcóticos. Varios mareros fueron condenados a penas de entre 40 y 60 años de prisión por ese caso.

Ayer, la maestra fue acribillada cuando se dirigía a trabajar al Centro Escolar Católico San Sebastián, que dista unos 700 metros de su vivienda, en la referida colonia.

De acuerdo con versiones de la Policía, junto a la maestra iban varios niños del mismo centro escolar y algunos padres de familia que, por la misma inseguridad con que se vive en la colonia, los van a dejar y a traer.

Los asesinos de Rivera Ángel dispararon varias veces, aparentemente para que los niños y padres de familia se separaran de la maestra. Luego la acribillaron hasta asegurarse de que la habían matado.

El cadáver de la profesora quedó a pocos metros de su casa, sobre la misma calle en que hace un par de años mataron a un ganadero que se resistió a pagar extorsión a los pandilleros, a los mismos que ayer mataron a la docente.

Quedó a pocos metros del estadio Alonso Alegría Gómez, mismo en cuya remodelación, los pandilleros exigieron ser contratados por la empresa que ganó la licitación, según documentos policiales.

¿Por qué la mataron?

La colonia Franco está bajo el control de la Pandilla 18. La misma Policía lo ha admitido desde hace varios años. Esa colonia está como a un kilómetro de distancia de la Delegación Policial de Cojutepeque. 

Vecinos lo confirman: “Aquí no se aguanta vivir ya. Se ha puesto muy peligroso y la Policía solo viene de paso”, indicó una mujer, consultada por El Diario de Hoy.

El Centro Escolar Católico San Sebastián no escapa al control de los pandilleros, sus alumnos son constantemente acechados por los criminales que buscan reclutar escolares.

Según una versión, no confirmada, de un agente policial, la maestra había tenido encontronazos con miembros de pandillas debido al constante hostigamiento hacia algunos alumnos.

A raíz de lo anterior, Rivera Ángel ya había recibido amenazas de esos grupos criminales que ayer le segaron la vida, indicaron las fuentes.

Rivera Ángel impartía la materia de Matemática, explicó ayer mismo la directora del centro escolar.

“Era una gran profesora. Tenia mucho tiempo de ser maestra”, indicaron varios padres de familia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación