Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Madre busca en la morgue a hijo que desapareció el sábado

El joven estudiaba primer año de bachillerato en el Liceo Cristiano Juan Bueno Santa Lucía.

Rafael Antonio Marroquín Gudiel, de 17 años, estudiaba primer año de bachillerato y desapareció el sábado en San Martín. Foto EDH

Rafael Antonio Marroquín Gudiel, de 17 años, estudiaba primer año de bachillerato y desapareció el sábado en San Martín. Foto EDH

Rafael Antonio Marroquín Gudiel, de 17 años, estudiaba primer año de bachillerato y desapareció el sábado en San Martín. Foto EDH

Entre la angustia y la desesperación, una madre buscaba ayer en la morgue del hospital de San Bartolo, en Ilopango, a su hijo, quien desapareció el sábado anterior.

El adolescente, Rafael Antonio Marroquín Gudiel, de 17 años, salió temprano el sábado a estudiar al Liceo Cristiano Reverendo Juan Bueno de Ilopango, pero no regresó más a su casa en San Martín.

Según la madre, Rafael Antonio fue visto por última vez por algunos vecinos en la parada de buses situada entre el desvío de San Martín y San José Guayabal.

La situación se complicó a las 2:00 de la tarde, cuando el joven ya no contestó el teléfono celular, a las llamadas que su padre le hacía.

Como no contestó, su padre salió de su trabajo a casa, a ver si ya había llegado del colegio, pero no fue así.

"Me dijeron que había salido de clases a las 12:15 de la tarde del colegio a casa", afirmó la madre.

Casi una hora después, a la 1:00 de la tarde del sábado, dijeron a su madre que lo habían visto en el desvío de San Martín y San José Guayabal, después ya no le dieron razón de su paradero.

Relatan algunos vecinos que pasaron por el sector en un vehículo que vieron a dos sujetos que se acercaron al muchacho mientras se hallaba en la parada de buses.

Según su madre, Rafael Antonio no acostumbraba salir solo ni siquiera a San Martín, siempre era acompañado por su padre cuando iba a un cibercafé a buscar información de alguna tarea.

El sábado su padre no lo acompañó al colegio porque tenía que ir a trabajar y fue para que lo desaparecieran, cuestionó la señora.

Rafael Antonio cursaba primer año de bachillerato general en el Liceo Cristiano Juan Bueno en Santa Lucía, Ilopango, quien no presentaba ningún problema con nadie.

Cualquier información sobre el paradero de Rafael Antonio, favor comunicarse a los celulares 6143-8983 y 7784-7799.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación