Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Libres seis detenidos por errores de fiscales

Cinco menores, acusados de matar a un agente de la Deco, quedaron libres por mal procedimiento fiscal

Libre de cargos por robo, la Fiscalía lo acusa de hechos cometidos por él, pero el sujeto ya estaba detenido. Foto EDH / Jaime López.

Libre de cargos por robo, la Fiscalía lo acusa de hechos cometidos por él, pero el sujeto ya estaba detenido. Foto EDH / Jaime López.

Libre de cargos por robo, la Fiscalía lo acusa de hechos cometidos por él, pero el sujeto ya estaba detenido. Foto EDH / Jaime López.

El Ministerio Público perdió dos casos ayer en el Juzgado Tercero de Menores y en el Tribunal Antimafia de Sentencia C.

En uno fue por mandar a detener a cinco menores acusados de participar en el asesinato del agente de la División Élite contra el Crimen Organizado (Deco), Milton Hernández Clavel, el pasado 6 de enero en Apopa, y el otro por atribuir dos robos a un sujeto en fechas que estaba en prisión.

El asesinato del agente de la Deco ocurrió en la colonia Miramundo, de Apopa, mientras cambiaba una de las llantas de su vehículo.

Según la Jueza Tercera de Menores, Yanira Herrera, los menores fueron capturados por orden administrativa de la Fiscalía y, según la Ley Penal Juvenil, solo podían ser arrestados por orden judicial o in fraganti, poco después de cometido el homicidio.

Sin embargo, la juzgadora dio 60 días a la Fiscalía para que reúna las pruebas contra los sospechosos y determinar si son o no culpables.

Los menores seguirán siendo procesados por homicidio agravado, agrupaciones ilícitas, proposición y conspiración del hecho.

Por este mismo hecho, el Juzgado Antimafia de Instrucción envió a prisión a 10 sujetos vinculados en el caso.

Además, el Juzgado otorgó cuatro meses a la Fiscalía para reunir las pruebas necesarias en juicio.

En el segundo caso, David Ernesto Urquilla Melgar, ayer enfrentó un juicio por dos robos perpetrados en fechas diferentes.

Uno fue el 29 de octubre de 2009, cerca de las 6:45 de la tarde, en perjuicio de una agencia bancaria, en San Martín, y el segundo registrado el 24 de octubre de 2011 entre 12:00 de la noche y 1:00 de la madrugada.

En el primer atraco lo acusaban de haber extraído 42 mil 747 dólares de una agencia financiera de San Martín y en la segundo situación, el robo de un furgón con mercadería valorada en 100 mil dólares en Cojutepeque.

El problema fue que la defensa demostró con constancias penales que el imputado cumplía una pena en la cárcel por otros robos en las fechas que se dieron esos nuevos delitos, por lo que el juez lo absolvió de cargos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación