Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Libres cuatro acusados de asesinar a dos enfermeras

El Tribunal Antimafia de Sentencia no encontró evidencias que involucrara a los procesados con las muertes de dos estudiantes de enfermería.

Juez antimafia no encontró evidencias de que los cuatro procesados hayan asesinado a las jóvenes. Foto EDH / L. GONZÁLEZ

Juez antimafia no encontró evidencias de que los cuatro procesados hayan asesinado a las jóvenes. Foto EDH / L. GONZÁLEZ

Juez antimafia no encontró evidencias de que los cuatro procesados hayan asesinado a las jóvenes. Foto EDH / L. GONZÁLEZ

A raíz de que el testigo principal desistió ayer de declarar en contra de cuatro supuestos pandilleros, éstos fueron exonerados de las acusaciones de haber secuestrado y asesinado a dos estudiantes de enfermería en Soyapango.

El testigo, quien tenía la clave Norma, es un supuesto pandillero que recibiría beneficios penales por su testimonio, pero fue arrestado por orden del Juez Antimafia de Sentencia bajo los cargos de falso testimonio. Antes había declarado en el Juzgado Antimafia de Instrucción.

Norma desistió de declarar en contra de los cuatro supuestos pandilleros cuando le explicaron las consecuencias legales que le traería si mentía durante su testimonio.

El testigo Norma dijo que no iba a declarar y que prefería asumir las consecuencias de lo que acarrea el delito de falso testimonio.

El juez Antimafia de Sentencia resolvió que no había ninguna prueba que involucrara a los procesados en las muertes de Verónica Lissette Platero Castro e Iris Noemí Martínez Ruiz.

Ambas desaparecieron el 29 de octubre de 2012, luego de que salieron de la casa que compartían, en la comunidad Regalo de Dios, en Soyapango, rumbo al hospital nacional San Bartolo, en Ilopango, donde hacían sus prácticas de enfermería. Meses después, los cadáveres de las estudiantes fueron hallados en un predio en la calle conocida como Ciudadela Don Bosco.

Los supuestos pandilleros que fueron exonerados de las muertes de las dos jóvenes son: Ronald Vladimir García García, Cristian Walter Orellana Martínez, Oswaldo Antonio Orellana Villanueva y Jonathan Eduardo Robles Hernández. Sin embargo, el tribunal ordenó que los llevaran al centro penal donde permanecían recluidos, mientras se investiga si tienen otros cargos penales en su contra.

El fiscal del caso reconoció que no habían evidencias técnicas científicas más que el testigo Norma en contra de los procesados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación