Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Libertad bajo fianza a cafre acusado de matar a tres adultos

Podría salir libre si paga una fianza de 10 mil dólares Perdió el control de su carro y chocó contra las víctimas

Mario Flores Bermúdez fue detenido a pocas cuadras del lugar del accidente cuando intentó escapar. Foto EDH / Archivo

Mario Flores Bermúdez fue detenido a pocas cuadras del lugar del accidente cuando intentó escapar. Foto EDH / Archivo

Mario Flores Bermúdez fue detenido a pocas cuadras del lugar del accidente cuando intentó escapar. Foto EDH / Archivo

La justicia salvadoreña favoreció ayer a Mario Alberto Flores Bermúdez, de 30 años, quien está acusado de homicidio culposo en perjuicio de tres personas y conducción peligrosa.

Durante una audiencia especial (revisión de medidas) el juez Sexto de Instrucción, Roberto Arévalo Ortuño, le decretó nuevamente la libertad a Flores, pero antes debe pagar una fianza de $10 mil.

Además le ordenó no salir del país, presentarse al juzgado cada semana, no cambiar de domicilio, no acercarse a los parientes de las víctimas y no conducir vehículos.

La decisión del juez se basa en que la defensa presentó dos nuevos elementos: uno de ellos, el examen toxicológico que indicó 0.0 grados de alcohol y el otro, una prueba certificada de la Interpol en el sentido de que no hay ninguna orden de detención internacional contra el imputado.

Según el proceso judicial, la madrugada del 21 de diciembre de 2013, Flores conducía el vehículo placas P573-999, el cual colisionó contra el vehículo en el que se conducían la catedrática Silvia Guadalupe Montano Guandique, de 40 años, y sus padres Luis Felipe Montano y Esperanza Guandique de Montano, quienes murieron en el acto.

El accidente ocurrió en el redondel Masferrer (Escalón).

La nueva audiencia fue realizada porque Flores permanecía detenido desde febrero pasado, luego de que la Cámara Tercera de lo Penal (tribunal superior) revocara las medidas con las que el mismo Juzgado le había beneficiado al acusado un mes antes.

En su resolución, la Cámara razonó que existía peligro de fuga, ya que la pena por el homicidio culposo oscila entre dos y cuatro años de cárcel, y lo no es excarcelable; asimismo tomó en cuenta los arraigos presentados por la defensa, pero los referentes a pago de impuestos y laborales no fueron del todo convincentes, ya que esos cobros están a nombre del abuelo paterno.

La Cámara también hizo la observación sobre la supuesta difusión roja que este acusado tiene por un delito cometido en Estados Unidos. Sin embargo, ayer la defensa demostró que no existe esa difusión roja y que, por ende, no hay acusación en contra de Flores en Estados Unidos.

Silvia Guadalupe era catedrática de la facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad de El Salvador. Y sus padres, una maestra pensionada y un exempleado municipal de San Vicente.

Al momento del accidente, regresaban de una consulta médica de un hospital de la zona, porque una de las víctimas se sentía mal de salud.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación