Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ley RICO, talón de Aquiles de la MS-13

El estado de Maryland ha apostado por una antigua legislación federal para hacer frente a la pandilla. En días recientes un marero salvadoreño de la MS-13 confesó su culpabilidad y en febrero se le dictará la sentencia 

Violencia pandillas Washington

Los departamentos policiales de ciudades de Maryland y de Virginia mantienen una estrecha colaboración con comunidades para acercar denuncias que lleven a controlar focos de acción pandilleril | Foto por Tomás Guevara

La Fiscalía de Maryland encontró el talón de Aquiles de la MS-13 al aplicar la Ley federal RICO: (Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act.) con la que a la parte fiscal se le facilita el trabajo de procesar por un mismo crimen a grupos más grandes de pandilleros, al probar la relación de estos con la MS-13 y evidenciar la asociación criminal para delinquir; así los individuos pasan inmediatamente a formar parte de una estructura del crimen organizado y la legislación cae como anillo al dedo para castigarlos.

Hace un par de semanas le tocó el turno al connacional  Aldair García Miranda, de 21 años,  conocido en el mundo del crimen como “Callado”, o “Poseído”, quien terminó confesando ser parte de la Mara Salvatrucha y haber llegado desde El Salvador en el año 2013 para reforzar la organización criminal en el área de Washington.

Luego de dos años de actividad en nombre de la temida pandilla, con parte de su historial en El Salvador, en julio de este año la Fiscalía de Maryland lo procesó junto a otros dos secuaces como miembros de la MS-13. Con su reciente declaración de culpabilidad abrevia el trámite judicial de un juicio y se prepara así la petición de cadena perpetua en las cárceles federales para este pandillero. 

El juez Peter J. Messitte ha programado la sentencia para  el 24 de febrero de 2016, en uno de los salones de la Corte Federal de Greenbelt, cuando este pandillero deberá escuchar la sentencia impuesta bajo la afamada Ley contra las mafias, por cargos en su contra que incluyen conspiración, asesinato, obstrucción de la justicia y actividad internacional del crimen.

“Callado o Poseído”, residente en Wheaton,  fue capturado junto a Selvin Raymundo Salazar, de 23 años, también de Wheaton  y Raúl Ernesto Landaverde Girón, de 25 años, de Silver Spring, las dos ciudades pertenecen al condado de Montgomery.

El documento judicial de la declaración de culpabilidad de este salvadoreño relata que  el 30 de noviembre de 2013, él y otros pandilleros se desplazaron hasta la ciudad de Frederick, Maryland, con la orden de asesinar a una persona que había escapado de El Salvador huyendo con una orden de muerte dictada por esta organización terrorista en este país.

La confesión de García Miranda indica que en la confabulación para cometer ese crimen participó un allegado de la víctima y miembro de la pandilla, que lo conocía desde El Salvador, y quien había vivido un tiempo en Maryland, el que lo convocó a un encuentro a una zona boscosa de Frederick donde lo acribillaron y acuchillaron múltiples veces.

El miembro de la MS-13 de Frederick utilizó la pistola llevada por los emisarios de la Clica Mormandie, de Silver Spring para asestarle los disparos mortales a la víctima que había huido de las pandillas en El Salvador, luego los llegados del Área Metropolitana de Washington lo remataron a cuchilladas.

Una de las balas recuperada en la autopsia del cadáver concuerda con la pistola calibre A-380 de otro asesinato registrado en Hyattsville, Maryland en noviembre de 2012.  
La Fiscalía ha confirmado que García Miranda y los otros dos implicados en el caso tuvieron su mayor periodo de accionar entre 2013 y 2014 con varios atracos que respondían a un patrón establecido y ordenado desde los mandos superiores en El Salvador.
“De acuerdo con su declaración de culpabilidad y documentos de la corte, entre  2013- 2014, García-Miranda fue miembro de la clica Normandie de la MS-13. 

García-Miranda y la MS-13 cometieron crímenes para promover los intereses de la pandilla, incluyendo asesinato, asalto, robo, extorsión mediante amenaza de violencia, obstrucción de la justicia, manipulación de testigos, y represalias contra testigos”, cita una declaración de la Fiscalía Estatal.

En las consideraciones judiciales para imponer el máximo rigor de la ley a los crímenes cometidos a nombre de la MS-13 las autoridades destacan que esta pandilla de alcance nacional e internacional está compuesta en su mayoría por  salvadoreños o descendientes de El Salvador.

“Las clicas o ‘camadillas’ de la MS-13, una de las más grandes bandas callejeras en los Estados Unidos, operan en el Condado de Prince George y el Condado de Montgomery, Maryland. 

Los miembros de la MS-13 están obligados a cometer actos de violencia, tanto para mantener la membresía y la disciplina dentro de la pandilla como para actuar en contra de bandas rivales”, enfatiza el ministerio público.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación