Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Las pandillas arrecian los ataques armados contra la Policía

Esta semana, los atentados de pandillas contra personal policial ha dejado dos agentes muertos y cuatro heridos, según cifras de la entidad

El policía Baltazar Escobar fue sepultado ayer, tras ser asesinado el día del padre cuando regresaba con sus familiares de departir. Foto EDH / rené estrada

El policía Baltazar Escobar fue sepultado ayer, tras ser asesinado el día del padre cuando regresaba con sus familiares de departir. Foto EDH / rené estrada

El policía Baltazar Escobar fue sepultado ayer, tras ser asesinado el día del padre cuando regresaba con sus familiares de departir. Foto EDH / rené estrada

Los ataques armados de las pandillas contra agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) arreciaron en los últimos cinco días con el saldo de dos agentes muertos y otros cuatro heridos.

Curiosamente los atentados se registran después de que cabecillas de pandillas murieran al enfrentarse a balazos con policías. En el transcurso del año, la policía ha perdido a 28 de sus agentes y un empleado administrativo a raíz de ataques perpetrados por las pandillas. Solo cuatro de los policías han muerto en tiroteos con pandilleros; mientras que el resto han sido asesinados cuando gozaban de sus días de libres (licencia).

También 11 militares han sido asesinados o han muerto en tiroteos con pandilleros, según reveló el ministro de Defensa, David Munguía Payés. Entre los militares que han muerto en enfrentamientos figuran dos subtenientes. Sin embargo, la peor parte se la han llevado las pandillas porque no menos de 122 de sus integrantes han muerto al enfrentarse a balazos con policías y otro centenar han sufrido lesiones en los tiroteos, según cifras de la Policía.

El último ataque en contra de policías uniformados se registró la noche del jueves pasado en las cercanías del parque de la colonia Miramonte.

Curiosamente el ataque se produjo un día después de que el cabecilla de pandilla Gustavo Adolfo Turcios, muriera al enfrentarse con policías en la colonia Bella Vista de Apopa.

Un grupo de pandilleros disparó con fusiles de asalto desde un carro en marcha contra tres policías que patrullaban en bicicleta. En el atentado, una mujer policía y otro agente resultaron heridos, siendo trasladados al hospital del Seguro Social. Los policías están fuera de peligro, dijeron las autoridades policiales.

El auto desde donde les hicieron los disparos a los agentes fue localizado abandonado en la colonia IVU, en San Salvador. Hubo varios detenidos como sospechosos de haber participado en el ataque, según fuentes policiales.

La noche del martes pasado, otros dos policías resultaron heridos de bala, luego de que un grupo de pandilleros emboscaran el auto patrulla en el que viajaban en el kilómetro 28 de la carretera de Quezaltepeque al desvío de San Juan Opico, La Libertad.

El director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, aseguró que los atacantes pertenecían al mismo grupo de pandilleros que en abril del año pasado atacaron la delegación policial de Quezaltepeque y un vehículo policial donde murió un agente.

Los ataques a personal policial que goza de licencia también se intensificaron. El agente José Mauricio Castillo, destacado en la División de Víctimas y Testigos de la Policía, fue asesinado la noche del lunes pasado en la colonia Nueva Apopa. En el mismo hecho murió una mujer que supuestamente acompañaba al agente y hubo cuatro lesionados.

Dos días después, precisamente el día del Padre, pandilleros ultimaron al agente de la Policía Baltazar Geovani Escobar Pérez, quien estaba destacado en el sistema de emergencias 911 de Soyapango.

Escobar Pérez era acompañado de su esposa y se dirigía a visitar a unos familiares en la zona.

El ministro de Seguridad Pública y Justicia, Benito Lara, no descartó que los ataques contra las patrullas de policías sean un intento de las pandillas por medir fuerzas con las autoridades policiales.

Por su parte, el director de la Policí, Mauricio Ramírez Landaverde, explicó que los últimos ataques contra los policías son una muestra de que los antiguos cabecillas de las pandillas que están en el centro penal de máxima seguridad en Zacatecoluca, La Paz, conocido como Zacatraz, quieren retornar a centros penales con régimen menos riguroso y "por esa razón deciden incrementar la violencia, lanzando adolescentes y jóvenes a matar a otros adolescentes solo por el hecho de ser considerados sus enemigos".

Ligan concejal de Apopa con marero muerto

El subdirector de la Policía, Howard Cotto, reveló ayer que el concejal de la alcaldía de Apopa David Eberto Mancía Castro, fue capturado la noche del miércoles pasado cuando presuntamente trataba de ayudar a escapar a Gustavo Adolfo Turcios, un cabecilla de la pandilla de la zona de Apopa quien murió al enfrentarse a policías esa misma noche.

"Pretendió enmedio del operativo ingresar a la colonia San José de Apopa, para facilitarle transporte a este sujeto alias el Players (Gustavo Turcios), a fin de sacarlo de la zona, lo cual afortunadamente no sucedió", dijo el subdirector policial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación