Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

José Mario Romero

El karateka que instruyó a 500 niños en el deporte

José Mario Romero, maestro de karate y tae kwon do. Foto EDH/ilustrativa.

José Mario Romero, maestro de karate y tae kwon do. Foto EDH/ilustrativa.

José Mario Romero, maestro de karate y tae kwon do. Foto EDH/ilustrativa.

José Mario Romero, de 29 años, dejó un legado de campeón. Según los cálculos de colaboradores, en la academia Sabios Karate Do, que funciona con el apoyo de la alcaldía de San José Villanueva, él instruyó en tae kwon do y karate a unos 500 niños y jóvenes de ese municipio, a quienes solo les pedía a cambio que no consumieran drogas y, por consiguiente, que se alejaran de la violencia.

José Mario fue ultimado el mismo día que asesinaron a su hermano Óscar Arnulfo, en julio pasado, en el municipio de San José Villanueva, La Libertad.

Los dos hermanos eran karatecas, pero José Mario tenía alrededor de 10 años de ser maestro. En sus exequias quedó evidenciado el cariño y aprecio que muchos jóvenes y amigos le tenían por la enseñanza del deporte.

Gran parte de esos jóvenes colocó una de sus medallas ganadas en competencias sobre el ataúd de su "Sensei"; otros colocaron una rosa, y muchos, dejaron caer más de una lágrima.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación