Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juzgado ratifica hoy acusación en caso amaños

Todos los exseleccionados están siendo procesados penalmente en libertad. Foto EDH / Archivo.

Todos los exseleccionados están siendo procesados penalmente en libertad. Foto EDH / Archivo.

Todos los exseleccionados están siendo procesados penalmente en libertad. Foto EDH / Archivo.

El Juzgado 5° de Instrucción de San Salvador ha citado hoy a los 11 exjugadores de la Selección Nacional de Fútbol Mayor para ratificarles los delitos que les está imputando la Fiscalía: encubrimiento de lavado de dinero y agrupaciones ilícitas.

Las investigaciones apuntan a que los exseleccionados aceptaron perder encuentros deportivos a cambio de recibir elevadas sumas de dinero que les ofrecía una red de apostadores internacionales.

Los responsables de hacer los negocios con los jugadores son los extranjeros Gaye Alassane, Yaser Alejandro Arauz Rojas y Armando José Collado Lanuza, a quienes el Ministerio Público atribuye el delito de lavado de dinero.

Durante la audiencia inicial —realizada el 4 de septiembre, en el Juzgado 5° de Paz de San Salvador— los fiscales dijeron que los 11 jugadores recibieron $8 mil cada uno por haber perdido, en 2012, el partido contra Paraguay con un marcador de 3-0, justo como habían acordado con los apostadores.

A través de una conversación que sostuvieron por chat Dagoberto Portillo y Dennis Alas, la Fiscalía pudo establecer que el partido disputado por la Selección contra su similar de México, el 5 de junio de 2011, fue arreglado para que ganaran los mexicanos.

El Ministerio Público sostiene que en enero de 2011, seis jugadores recibieron desde Singapur $2 mil cada uno, vía transferencia internacional, que era un "regalo" de parte Alassane.

Este dinero era para facilitar los arreglos de los juegos de la Copa de Oro a celebrada en junio 2011, en Estados Unidos.

Los únicos exseleccionados que se han presentado al proceso con Dagoberto Portillo Gamero, Dennis Jonathan Alas, Ramón Sánchez, José Miguel Granadino y Carlos Romeo Monteagudo.

Mientras que Miguel Montes Moreno, Darwin Doronis Bonilla, Mardoqueo Henríquez Dubón, Marvin René González, Cristian Castillo y William Osael Coreas no han comparecido bajo el argumento de que están fuera del país.

Durante la audiencia inicial, el juez interino, Miguel Ángel Umaña, decretó instrucción sin ninguna medida a quienes acudieron a la diligencia y para los ausentes ordenó instrucción con medidas.

Mientras que el singapurense Alassane y los nicaragüenses Collado y Arauz siguen a la espera de la audiencia preliminar, sin que se les pueda dictar detención, ya que según la oficina de prensa de los Tribunales, los imputados, al no haber sido capturados ni haber un lugar específico donde citarlos, no han podido hacer uso de su defensa técnica y material.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación